ESTUDIO SUGIERE UN TIPO DE TELA QUE DEGRADA EL COVID-19 EN 24 HORAS

Foto: PxHere

El patógeno desaparece de la superficie de este tejido en 24 horas sin necesidad de someterlo a ningún tratamiento especial.

Toluca, Estado de México, 17 de agosto de 2020.- Un estudio acerca de la estabilidad del SARS-CoV-2 sobre diversos materiales, a cargo de expertos del Laboratorio Nacional de Micrcobiología de Canadá y de la Universidad de Manitoba, sugiere que la ropa y las mascarillas hechas de algodón pueden ser una buena opción para prevenir el contacto del COVID-19 con la piel y las mucosas, ya que el patógeno desaparece de la superficie de este tejido en 24 horas sin necesidad de someterlo a ningún tratamiento especial.

Durante el experimento, los investigadores contaminaron ocho tipos de materiales utilizados en equipos de protección individual, incluidos guantes de nitrilo para revisiones médicas, guantes de resistencia química reforzada, mascarillas médicas, material sintético Tyvek, plástico, acero inoxidable y algodón.

En algunos de estos materiales, entre ellos los barbijos de tipo N-95 y N-100 y los visores de plástico, se encontró virus viable en su superficie hasta 21 días después. Sin embargo, en el caso de telas 100 % de algodón, el patógeno sufrió un rápido proceso de degradación y en menos de 24 horas resultó totalmente indetectable.

Publicados en el sitio MedRxiv, los resultados aún aguardan a ser revisados por pares, y no solo son importantes para la protección de los profesionales de la salud, sino también para el público en general, según la opinión de algunos expertos que no participaron en el estudio.

Una tela de algodón de buena calidad consta de filamentos de al menos 20 milímetros de longitud que se encuentran enrollados varias veces sobre su eje”, explica Irina Rybaúlina, profesora de arte decorativo y textil en la Universidad de Kosyguin en Moscú, según citan medios locales.

Lo que lo diferencia consiste es que tarda en secarse dada su alta higroscopía [capacidad para absorber humedad], mientras que el coronavirus, como se sabe, teme la humedad”, añade.

Por su parte, Stanislav Otstavnov, vicejefe del laboratorio de análisis de índices de la salud pública y digitalización de la sanidad del Instituto de Física y Tecnología de Moscú (MFTI), señaló que de esta forma, cuando una prenda de algodón haya quedado expuesta al coronavirus, basta con guardarla un día en un ropero para poder considerarla relativamente segura.

No obstante, los expertos recuerdan que las mascarillas médicas siguen siendo más seguras, incluso en comparación con telas de algodón de varias capas, de ahí la importancia de desechar debidamente los equipos de protección no reutilizables.

Con información de: Actualidad