DESARROLLAN EN MÉXICO VENTILADOR DE BAJO COSTO PARA ATENDER COVID-19

Foto: Twitter/@LaserInformatv

El proyecto inició el 29 de marzo con la convocatoria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Toluca, Estado de México, 06 de agosto de 2020.- Con un trabajo coordinado entre la iniciativa privada, instituciones educativas y gubernamentales, desarrollaron en tiempo récord el ventilador automático de emergencia VSZ-20-2 para atender a pacientes de Covid-19. Con un diseño de fácil manejo, que permite el uso intuitivo, da mayor seguridad para los pacientes, es de bajo costo y de fácil producción en serie.

El proyecto inició el 29 de marzo con la convocatoria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, para perfeccionar un prototipo de ventilador que fuera hecho en México. La creación de este aparato fue de 10 semanas.

Este dispositivo requirió de muchas piezas especializadas y un proyecto de apoyo para su culminación exitosa, por lo que a partir de ahí se han sumado diversas instituciones.

Las instancias participantes en este proyecto

Iniciativa privada

• GSE BioMedical
• Grupo Proeza a través de Metalsa
• FEMSA a través de Torrey
• Solística y REPARE
• Grupo Coppel
• ALFA a través de Nemak
• Lodi Automotriz
• Lanix Med
• Steris
• Ternium Salud
• Bocar

Instituciones educativas

• Tecnológico de Monterrey, TecSalud -el sistema de salud del Tec de Monterrey-
• Universidad de Monterrey (UDEM).

Instituciones públicas

• Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán,
• Secretaría de Relaciones Exteriores
• Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS)

La experiencia del Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán con otras iniciativas de ventiladores como el VSZ-20-1, que antecedieron y aportaron conocimiento a este nuevo proyecto, fue fundamental. Cabe señalar que la propiedad intelectual y patente del VSZ-20-2 será de dicha institución.

La gestión de la Secretaría de Relaciones Exteriores fue también vital para este logro, así como el papel de la COFEPRIS, que otorgó el permiso para que los equipos se fabricaran de acuerdo con todas las disposiciones de calidad, funcionamiento y control que exige dicha entidad.

Con información de: Forbes México/Tecnoempresa.mx