OMS Y CHINA INVESTIGAN QUÉ ANIMAL TRANSMITIÓ EL COVID-19 A HUMANOS

Foto: @latimeespañol

El equipo internacional estará conformado por los principales científicos e investigadores de China y de todo el mundo.

Madrid, 3 de agosto de 2020. – Desde hace algunos meses hemos escuchado que los murciélagos y los visones son los culpables del contagio del virus SARS-CoV-2; sin embargo, ¿esto es verdad? Saber cuál fue la especie que contagió a los seres humanos es una de las interrogantes de en la actualidad. Por ello, un grupo de científicos liderados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y China, realizarán una investigación en Wuhan, lugar de origen de la pandemia, para averiguarlo.

Los estudios epidemiológicos comenzarán en Wuhan, China, para identificar la fuente potencial de infección de los primeros casos de Covid-19. La evidencia y las hipótesis generadas a través de este trabajo sentarán las bases para más estudios a más largo plazo”, indicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa celebrada este lunes en Ginebra.

La OMS explicó que está muy interesada en estudiar el origen del virus que causa Covid-19 en la región china, donde se supone se originó la pandemia, “con la misión de sentar las bases para futuros esfuerzos conjuntos” para identificar el origen del virus.

Tedros señaló que el equipo internacional estará conformado por los principales científicos e investigadores de China y de todo el mundo, pues descubrir el origen del virus podría mejorar su control y el desarrollo de futuras pandemias.

Pero, ¿cómo descubrirán qué animales transmitieron el coronavirus a humanos?

El director de emergencias de la OMS, Michael Ryan, explicó que los científicos recopilarán y descubrirán la labor previa que se ha venido desarrollando, para explorar la epidemiología de los casos y su punto de arranque para ver el origen zoonótico de la enfermedad.

Por lo que, entre los objetivos se encuentra dar respuesta a las actuales lagunas de información, así como conocer los ´rimeros casos dados en el mercado de Wuhan, y “determinar en qué momento la transmisión o la barrera animal-humano fue rota”.

Sin embargo, para conseguirlo trabajarán con “estudios muy específicos”, ya que son necesarios “estudios retrospectivos” y, para ello, “se necesita un enfoque amplio y detallado a la vez”.

Asimismo, Ryan ha dejado claro que buscar el potencial de origen animal es como “buscar una guja en un pajar”, ya que se trata de encontrar las primeras señales de donde se rompió la berrera de transmisión animal-humano.

Con información de: Milenio