EL PAPA EMÉRITO BENEDICTO XVI SE ENCUENTRA DELICADO DE SALUD

Foto AFP

El pontífice está “extremadamente frágil” y sufre una enfermedad en el rostro.

Alemania; 03 de agosto de 2020.-

El papa emérito Benedicto XVI, de 93 años, sufre una enfermedad infecciosa en el rostro y está “extremadamente frágil”, según informó su biógrafo, Peter Seewald.

Benedicto XVI sufre de erisipela en la cara, una enfermedad infecciosa que se caracteriza por hinchazón y placas rojizas, que causa mucho picor y dolores agudos.

El papa emérito se encuentra ahora extremadamente frágil. Su capacidad intelectual y la memoria no se han visto afectadas, pero su voz apenas es audible”, informó Seewald a medios de comunicación.

El biógrafo de Benedicto XVI informó la situación del pontífice luego de que lo visitara el fin de semana pasado en Roma para presentarle su biografía.
“Durante este encuentro, el papa emérito, a pesar de la enfermedad, se mostró optimista y dijo que, si tiene más fuerza, quizá retome la pluma”, agregó Seewald.

La debilidad médica del papa emérito se ha relacionado con la reciente muerte de su hermano Georg, a quien visitó en junio en Alemania, en su primer viaje fuera de Italia desde su inesperada renuncia en 2013. Los dos hermanos, ambos ordenados sacerdotes el mismo día, en junio de 1951, eran muy unidos.

Con información de AFP.