DESALOJAN A MILES DE PERSONAS POR INCENDIO FORESTAL EN CALIFORNIA

Foto: Twitter/@europapress

Las llamas, en los condados de Riverside y San Bernardino, devoraron más de 60 kilómetros cuadrados de vegetación.

California, 02 de agosto de 2020.- Miles de personas fueron desalojadas por un incendio forestal en el noroeste de Palm Springs, ciudad a unas 110 millas al este de Los Ángeles, California, al tiempo que los bomberos combatían el fuego bajo un calor extremo.

Cientos de hogares estaban en el camino de las llamas, pero no estaban bajo peligro inminente”, dijo el capitán de CalFire Fernando Herrera al diario The Press-Enterprise, de Riverside.

El incendio, que inició como dos fuegos adyacentes, fue reportado poco antes de las 17:00 horas de ayer en Cherry Valley, un área no incorporada cerca de la ciudad de Beaumont, en el condado Riverside. Las llamas avanzaron por lo más alto de una cumbre y se acercaron a los hogares mientras cerca de 375 bomberos lo combatían por tierra y aire, de acuerdo con las autoridades.

Las llamas, en los condados de Riverside y San Bernardino, devoraron más de 60 kilómetros cuadrados de vegetación, informó el Departamento de Bosques y de Protección contra Incendios de California.

El llamado Incendio Apple Fire aumentó al doble su extensión durante la noche y abarca más de 15.5 kilómetros cuadrados. A aproximadamente 7 mil 800 personas se les ha pedido evacuar más de 2 mil 500 hogares, según personal de bomberos.

Una vivienda y dos estructuras aisladas quedaron destruidas, informaron los bomberos. No se reportaron heridos.

Las órdenes de evacuación abarcan a vecindarios en las montañas y cañones. Quedaron cerrados los campamentos y los senderos de excursionistas en San Gorgonio, en el Bosque Nacional San Bernardino.

Una espesa nube de humo emanaba del lugar, causando una intensa contaminación del aire. La temperatura era de unos 41 grados centígrados en la cercana Palm Springs el sábado.

El Servicio Nacional de Meteorología advirtió que tales condiciones seguirán en la zona debido a la alta presión atmosférica.

Con información de: Milenio/Excélsior