CUBA ACUMULA TRES SEMANAS SIN MUERTES POR COVID-19

Foto Twitter (@DrRobertoMOjeda)

Hasta el momento, el país suma 2 mil 633 contagios del nuevo coronavirus.

Cuba; 02 de agosto de 2020.-

Este sábado, Cuba cumplió tres semanas sin reportar personas fallecidas a causa del Covid-19; sin embargo, en un solo día, la isla registró 25 nuevos casos, aumentos que preocupan a las autoridades por lo que se ha detenido el avance de reapertura en ciudades como La Habana.

De acuerdo con el director de Epidemiología del Ministerio cubano de Salud Pública (Minsap), Francisco Durán, Cuba acumula 2 mil 633 pacientes confirmados, de los que se han recuperado 2 mil 367 (90 por ciento del total). El recuento de fallecidos se mantiene en 87 desde el sábado 11 de julio.

De los 25 contagiados registrados el sábado, siete son viajeros procedentes de Estados Unidos y Venezuela, en uno no se identifica la fuente de contagio y el resto se infectó al entrar en contacto con otros enfermos. Por primera vez en semanas, se diagnostica un ciudadano extranjero: un francés de 43 años residente en la capital.

La Habana, la única región del país aún en la fase 1 de reapertura, reportó once enfermos, mientras que Artemisa (en fase 3) registró siete, todos relacionados con un reciente brote, que ya acumula más de 70 infectados y ha provocado el cierre de la localidad de Bauta, donde se originó.

En hospitales cubanos permanecen ingresados 459 pacientes, de ellos 177 confirmados, de los que solo uno se encuentra en estado crítico. Otras 3 mil 531 personas se encuentran aisladas en sus hogares por ser sospechosas de portar el virus.

Por ahora, La Habana es el único territorio rezagado en la etapa 1 de reapertura, la ciudad eliminó algunas de las restricciones más duras impuestas al inicio de la pandemia, mientras la vecina provincia de Mayabeque ya se halla en fase 2.

El resto de las 15 provincias y la Isla de la Juventud se encuentran en la tercera y última fase del plan de desescalada, que restablece a pleno rendimiento las actividades económicas y productivas, los servicios de salud y todos los trámites burocráticos, aunque el uso de la mascarilla en espacios públicos y cerrados sigue siendo obligatorio.

Con información de EFE y Forbes.