AUSTRALIA DECLARA TOQUE DE QUEDA ANTE PANDEMIA DE COVID-19

Foto Twitter (@eldialp)

También se decretó “estado de desastre” en Melbourne.

Australia; 02 de agosto de 2020.-

La nueva normalidad ya estaba instaurada en las principales ciudades de Australia cuando, inesperadamente, nuevos brotes de Covid-19 golpearon a la ciudad de Melbourne, la segunda más grande del país, con la llegada en junio de un nuevo brote que se empezó a extender por otras partes del estado australiano de Victoria.

El 7 de julio, las autoridades anunciaron que los cinco millones de residentes en Melbourne iban a estar confinados hasta el 19 de agosto. Era la primera vez que una ciudad australiana decretaba el confinamiento en estos tiempos de coronavirus. Casi cuatro semanas después el término utilizado por las autoridades para describir la situación es “estado de desastre”.

El jefe del Gobierno de Victoria, Daniel Andrews, ha decretado un toque de queda nocturno en Melbourne (desde las 8 de la noche y hasta las 5 am) que se aplicará, en principio, hasta el 13 de septiembre.

La nueva restricción llega cuando las autoridades sanitarias del estado han informado de 671 nuevos casos de coronavirus y siete muertos más este domingo. Los contagios totales en Australia ya suman 17 mil 923 y 208 fallecidos. De estas cifras, tan sólo en Melbourne se encuentran más de 11 mil 500 infectados.

Muchas personas han estado haciendo estas últimas semanas -con el confinamiento ya impuesto- algo incorrecto, como ir a trabajar mientras estaban enfermas. Junto con la transmisión comunitaria, eso es lo que hace que los casos crezcan y crezcan”, señaló Daniel Andrews en una rueda de prensa.

Las autoridades locales explicaron que el repunte estos días también se debe en parte a que más de la mitad de las personas recién infectadas no se habían aislado mientras esperaban las 48 horas para obtener el resultado de sus pruebas PCR.

Con las nuevas restricciones, los residentes de Melbourne no podrán desplazarse a más de cinco kilómetros de su hogar. El ejercicio físico se ha limitado durante no más de una hora por persona y sólo un miembro de cada familia podrá acudir a comprar lo esencial al supermercado. Los restaurantes, bares y gimnasios cerrarán sus puertas la semana que viene.

Con información de El Mundo.