ANTE COVID-19, PODRÍAN AUMENTAR CASOS DE DEPRESIÓN Y CONSUMO DE DROGAS

Foto: Pikist

México aún no ha medido el incremento de esos trastornos, ya que las cifras certeras se tendrán en comparación con años pasados cuando se restablezcan los servicios.

Ciudad de México, 01 de agosto de 2020.-

Podría aumentar la atención mental en la población debido a la depresión y el incremento en el consumo de sustancias tóxicas debido a los efectos sociales que ha provocado la pandemia de coronavirus, afirmó Lorena Rodríguez Bores, secretaria Técnica del Consejo Nacional de Salud Mental.

Reconoció que México aún no ha medido el incremento de esos trastornos, ya que las cifras certeras se tendrán en comparación con años pasados cuando se restablezcan por completo los servicios, pero con base en la experiencia internacional se prevé el aumento de esos trastornos.

Son esas dos las condiciones de salud en las que esperamos un repunte, por ello a pesar de que no tenemos la cifra exacta, tenemos acciones que estamos realizando para la prevención de ellos, se está trabajando a nivel de Secretaría de Salud federal con los estados”, dijo.

En este sentido, añadió que, en el caso de los médicos que atienden la emergencia sanitaria, podrían padecer síndrome de Burnout (agotamiento extremo) y fatiga por compasión, que podría contribuir en “algún tipo de colapso en la respuesta ante la pandemia”.

En lo competente a los espacios laborales, dijo que las empresas deben garantizar los protocolos sanitarios y mentales en los trabajadores, así combatir e estigma y la discriminación de alguien que pudo haber contraído el COVID-19.

Cuando alguien cercano está contagiado es una reacción lógica que tengamos miedo […] lo importante es que hagamos fortalecer la empatía […] así como ayudar, apoyar y canalizar ese miedo […] siempre hay algo detrás del miedo y la ansiedad; (que puede) recordarnos a alguna experiencia o pueden estar con la ansiedad del contagio propio y tener al cuidado de algún niño o adulto mayor”, dijo la funcionaria.

Añadió que las empresas ahora tiene la obligación de atender mentalmente a sus trabajadores. Ante el incremento de problemas de salud mental, dijo que en el contexto de la nueva normalidad también prevén aumento de trastornos mentales que tienen que ver con la adaptación.

(Uno de ellos es el) estrés postraumático por lo que se ha vivido durante la pandemia, pero también la nueva normalidad puede ser un periodo de riesgo para laborar, así como por complicaciones por trastornos previos”, dijo.

Se debe atender también el duelo, ya que, dijo, se empieza a ver experiencias de personas que perdieron algún familiar a causa del coronavirus o por otros padecimientos, pero que no pudieron despedirse debido a las condiciones de sana distancia.

Recalcó que el gobierno federal busca garantizar el derecho a la salud y al bienestar de la población, debido a que una de las incertidumbres más comunes es la esperanza de que termine la pandemia. Bores dijo que podría esperarse un aumento en los números de suicidio debido a las afectaciones sociales que ha dejado el virus en el entorno.

Con información de: Milenio