¿SABES QUÉ LE OCURRE A TU CUERPO CUANDO INGIERES BEBIDAS AZUCARADAS?

Foto: PxHere

En México más de 25,000 muertes al año, se asocian con el consumo de bebidas azucaradas.

Ciudad de México, 22 de julio de 2020.-

El domingo pasado el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, calificó a las bebidas azucaradas que se consumen sin medida en el país, como un veneno embotellado. Dichas palabras, llevaron al funcionario público a ganarse la enemistad de las compañías de refrescos a nivel nacional. Sin embargo, un experto aplaudió el mensaje del subsecretario, y reitera, que el consumo d estas bebidas, es una práctica que deberíamos reducir al mínimo posible.

Hugo López-Gatell instó a la población a reducir la ingesta de estos productos, especialmente a las personas que padecen COVID-19. Los calificó como “veneno” y “pintura con azúcar”, y aseguró que son detonadores de afecciones como la obesidad, la diabetes o la hipertensión. Dichas declaraciones hicieron estallar un debate a favor y en contra del subsecretario.

Foto: Wikipedia (Millinaltzin)

Al respecto, Simón Barquera, Director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en entrevista con Infobae México, aplaudió el mensaje del subsecretario, y reveló que en el país más de 25,000 muertes al año se asocian al consumo de bebidas azucaradas.

Definitivamente el consumo de bebidas azucaradas es una práctica que deberíamos reducir al mínimo posible. Es como consumir dulces líquidos, y se ha visto en muchos estudios que está asociado con un gran daño a muchos órganos del cuerpo”, explicó el experto.

En México se ha estimado que más de 25,000 personas mueren cada año asociados con el consumo de bebidas azucaradas. Entonces, estamos realmente preocupados por las personas, por la sociedad. Tener ahí un factor de riesgo que genera tantas muertes, más muertes que el COVID-19, y no hacer nada”, agregó.

El doctor Barquera Según detalló que las personas que ingieren regularmente refrescos se exponen principalmente a padecer obesidad, que desencadena a su vez numerosos problemas en el organismo.

Dicho padecimiento, está hilado con más de 14 enfermedades crónicas y enfermedades cardiovasculares. Asimismo causa dislipidemia, que es la alteración de los lípidos en sangre, enera caries dentales, y las bebidas azucaradas estimulan mucho el páncreas, entonces están muy relacionadas con mala función de diversos órganos

Foto: Flickr

El experto señala que beber con regularidad estos productos azucarados, podría complicar la recuperación de un paciente con COVID-19, ya que agrava la dificultad de oxigenación. Esto se produce porque el azúcar, cuando está presente en el cuerpo en cantidades ingestivas, genera glucosidad, es decir, se une o se pega a las proteínas, y limitan su función.

Las personas que viven con diabetes tienen la hemoglobina glucosilada, que es la hemoglobina con azúcar pegado muy alto. Y esa hemoglobina deja de funcionar y de ayudar a las funciones de oxigenación. Entonces, las personas que toman muchas bebidas azucaradas y tienen alta la hemoglobina glucosilada oxigenan menos. ¡Imagínate ahorita en tiempos de COVID-19, con un virus que ataca las vías respiratorias, y además, consumir un producto que hace que oxigenen menos (…) Cuando vienen con diabetes, es terrible”, explicó.

Foto: Flickr

La obesidad, la diabetes, la hipertensión, los trastornos psicológicos o la dislipidemia son sólo algunos de los problemas derivados del consumo regular de refrescos, altos en azúcares.

Según el doctor Simón Barquera, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendaba hasta hace poco una ingesta máxima diaria de 50 gramos de azúcar para los adultos, pero ahora, redujo la cantidad a 25 gramos al día. Recuerda el experto del INSP, la pauta de 25 gramos de azúcar al día se establece para la población adulta. No para los niños.

Las refresqueras, en el etiquetado que pusieron en México, el estándar en que se basan es 90 gramos, y tenemos en cuenta que eso es para un adulto, y son productos que consumen los niños. Entonces, a veces si un niño se toma una lata de refresco está consumiendo más del 60 o 70% del azúcar que tenía que consumir durante todo un día. Darle a un niño un refresco es realmente poner en riesgo su salud”, apuntó el doctor del INSP.

En México, tres de cada 10 niños padecen sobrepeso. Según datos de la Secretaría de Salud del gobierno federal, hasta principios de julio habían muerto 109 menores por COVID-19. Algunos de ellos presentaban comorbilidades como obesidad, asma o diabetes.

Un mexicano ingiere un total de 165 litros de refresco al año, lo que equivale a 464 latas de 355 mililitros. Con un total de 8.7 millones de personas, México ocupa el noveno lugar a nivel mundial en casos de diabetes, según la OMS. Una cifra que en opinión de los expertos escalará hasta alcanzar el puesto número siete en 2025.

Con información de: Infobae