MIGRACIÓN POST COVID-19 PODRÍA SER LA PRIMERA GRAN CRISIS DE 2021

Foto Twitter (@atDavidHoffman)

Investigadora advierte que los flujos migratorios de Centroamérica se reanudarán cuando se levanten los bloqueos sanitarios.

Toluca, Estado de México; 21 de julio de 2020.-

La migración de mexicanos hacia Estados Unidos amenaza con ser la primera gran crisis por la que atravesarán los gobiernos de México y Estados Unidos luego de la pandemia por Covid-19. Los mexicanos buscando una oportunidad en ese país se sumarían a la ola de migrantes centroamericanos que buscará llegar al país del norte ante la crisis económica que ya enfrentan derivado de la epidemia. Así lo indica un análisis de la investigadora estadounidense Shannon K. O’Neil.

Si bien, desde hace algunos meses se han reducido los flujos migratorios de Centroamérica hacia Estados Unidos, derivado de la pandemia del nuevo coronavirus, estos se reanudarán cuando se levanten los bloqueos sanitarios. Sin embargo, la especialista en migración advierte que esta vez es probable que los mexicanos se unan al éxodo.

Las tensiones resultantes podrían desestabilizar una de las relaciones bilaterales más estrechamente tejidas del mundo, poniendo en peligro la cooperación en todo, desde los antinarcóticos hasta los derechos de agua y la prosperidad que los lazos más estrechos han sustentado en ambos lados de la frontera”, indica Shannon K. O’Neil.

Desde los países de Centroamérica, la ola de migrantes que cada año buscan ingresar a Estados Unidos crecerá como consecuencia de las crisis económicas y sociales que enfrentan esos países, pobreza, la violencia y las sequías devastadoras debido al cambio climático, son las principales causas de la migración, aunque la mayoría han sido mujeres y niños, también atraídos por la presencia de familiares, amigos y lazos económicos en los Estados Unidos.

El mayor factor que impulsa el resurgimiento de los mexicanos hacia el norte es la desesperación económica: se espera que la economía de México se reduzca en más del 10 por ciento este año y más de 12 millones de mexicanos han perdido sus empleos. Otro factor es el aumento de la violencia en miles de hogares y comunidades mexicanas.

Cabe destacar que la migración es un tema clave en las futuras elecciones en Estados Unidos, para la carrera presidencial, un aumento en la migración mexicana movilizaría a ambos lados.

Proporcionaría ‘materia’ antiinmigrante que Trump podría usar para alimentar a su base. Pero sus diatribas también podrían motivar a más de las decenas de millones de mexicoamericanos, cansados de la fealdad que se les dirige por asociación, a votar. Con los latinos representando el 13 por ciento del electorado, los demócratas podrían beneficiarse”, indica la especialista estadounidense.

Pese a ello, quien gane en noviembre no tendrá las herramientas políticas para gestionar esta migración de manera efectiva o humana, la migración mexicana podría convertirse fácilmente en la primera gran crisis de la nueva administración.

Con información de El Financiero.