CUIDA EL PARQUE ECOLÓGICO ZACANGO A UN NUEVO BEBÉ HIPOPÓTAMO

Calimaya, Estado de México; 20 de julio de 2020.-

Con siete días de nacido y ante las bajas posibilidades de sobrevivencia, el Gobierno del Estado de México trabaja para que un ejemplar de la especie Hipopótamo del Nilo (Hippopotamus amphibius), alcance su desarrollo y plenitud de vida.

Desde el 13 de julio, tras ocho meses de gestación, la hipopótama Tamba tuvo a su bebé, hecho que puso en alerta a médicos veterinarios y promotores de Bienestar Animal del Parque Ecológico Zacango con la finalidad de aumentar las expectativas de vida de la cría bajo cuidado humano. Lo anterior debido a que, a pesar de ser una excelente madre y estar al pendiente de su cría en todo momento, Tamba, desde su primer parto, ha presentado problemas en la alimentación de las mismas, sin lograr la crianza de los cuatro anteriores.

En ese sentido, los profesionales del Parque Ecológico Zacango realizan constantes monitoreos a distancia promoviendo un ambiente tranquilo para que puedan realizar conductas naturales, abastecen y suplementan la dieta de la madre con alimentos como camote y betabel que ayudan a producir más leche en los mamíferos. Desde su llegada, la pequeña cría no se ha separado de su madre, mientras que su padre, de nombre Mundo, se encuentra alejado de ellos debido a un comportamiento natural de la especie.

Aunque, a diferencia de otras camadas, el pequeño hipopótamo se ve fuerte y aparenta buena salud, las posibilidades de sobrevivencia del nuevo integrante se mantienen bajas, pero en mejoría, pues ha logrado un incremento en su índice de supervivencia de 5 a 15 por ciento.

Su estado ahorita es estable aparentemente, ya que se le ha observado junto a la mamá, van a todos lados juntos, entran al agua, salen a comer y los últimos días hemos visto que el ejemplar se observa aparentemente bien”, refirió la MVZ Juliana Leal Nieves, Médico del área Clínica, Parque Ecológico Zacango.

Actualmente, este Parque cuenta con tres ejemplares adultos, Gloria, de 41 años, y Mundo, con 43 años, provenientes de una UMA privada como donación en 1991, Tamba, de 22 años de edad, nacida en este sitio y su pequeña cría, de la cual, se desconoce el sexo ya que pasa la mayor parte del día sumergida en el agua.

Desde la llegada de los hipopótamos a Zacango, se han registrado aproximadamente 20 nacimientos de esta especie, siendo una familia de ejemplares que ha logrado adaptarse a las bajas temperaturas de invierno y a la altura de más de 2 mil 800 msnm en las que se encuentra ubicado el parque; “Siempre es una experiencia muy bonita tener una cría de alguno de los ejemplares, nos dice el estado de salud en muchas ocasiones de estos animales, en los cuales se encuentran en buen estado de salud, no tienen un estrés fuerte que pueda suprimir la reproducción”, comentó Juliana Leal.

El pequeño hipopótamo no es el único recién llegado a Parque Ecológico Zacango; a lo largo del año se han registrado nacimientos de otras especies como Ñu Azul, Wapiti, Antílopes Blackbucks y Pavorreal, entre otros; “Nos crea un sentimiento muy bonito al momento de verlos, ver que están con la madre, la forma en que se alimentan, la forma en que van creciendo, porque empezamos a ver que nacen y tienen los ojos cerrados, de repente se empiezan a mover, entonces es muy bonito ver el crecimiento de estos ejemplares”, puntualizó la médica.

El Hipopótamo del Nilo está catalogado como vulnerable en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN por sus siglas en inglés) debido a la fragmentación de su hábitat y a la caza ilegal e indiscriminada de estos animales para conseguir su carne y el marfil de sus dientes, por ello, el Parque Ecológico Zacango trabaja día con día como centro de conservación de especies, difundiendo mensajes para la protección de cada ejemplar que habita en el Parque; “Las personas del zoológico tienen un lugar especial donde crían a estos animales, y les dan una buena atención, me parece que le hicieron muy buenas renovaciones adentro, y está muy bien, los invitamos a que vengan”, expresó José Antonio Cruz Villalva, vecino de Zacango.

*Comunicado