MÁS DE 3 MIL MDD PIDE ONU PARA PLAN CONTRA COVID-19

Foto: Twitter/@Ricardo_Gambo_

La emergencia sanitaria podría tener repercusiones para los países más pobres si no reciben ayuda.

Naciones Unidas, 16 de julio de 2020.-

Para su Plan Global de Respuesta Humanitaria para combatir la pandemia de coronavirus, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), necesita 3 mil 600 millones de dólares adicionales, toda vez que, destacó, que la emergencia sanitaria podría tener repercusiones para los países más pobres si no reciben ayuda.

Existe un grave riesgo de hambrunas múltiples a fines de este año y principios del próximo. Tenemos que invertir ahora para evitar eso,” dijo. Mark Lowcock, subsecretario general de la ONU para asuntos humanitarios, durante una conferencia de prensa.

Casi 690 millones de personas sufrieron de hambre durante el 2019, mientras que la pandemia de covid-19 podría ocasionar que otras 130 millones padezcan de hambre crónica para finales de 2020, según datos del informe “El Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo del 2020”, elaborado por la Unicef.

Además de Somalia, Sudán del Sur, Yemen y Nigeria, que ya se han visto afectados por la escasez de alimentos, Lowcock expresó su preocupación por la situación en Sudán, Zimbabue y Haití.

Asimismo, los fondos adicionales servirían también para pagar equipos médicos, campañas de información y para establecer puentes aéreos humanitarios en África, Asia y América Latina.

La respuesta hasta ahora de las naciones ricas (…) a situaciones en otros países ha sido extremadamente inadecuada”, dijo Lowcock. “Los problemas masivos que enfrenta el mundo pueden abordarse con relativamente poco dinero y mucha imaginación”.

Se trata de la tercera demanda de donaciones formulada por la ONU desde que lanzó el plan en marzo, cuando buscaba 2 mil millones de dólares. La nueva solicitud eleva el total buscado a 10 mil 300 millones de dólares. Desde marzo, solo se han obtenido mil 700 millones.

Lowcock habló de las discusiones en el Congreso de los Estados Unidos y la Unión Europea, y lamentó el hecho de que la ayuda de los países del Golfo se haya retrasado mucho.

Queremos ver a estos países volver a desempeñar el papel que habían desempeñado en los dos o tres años anteriores”, dijo, destacando el “riesgo de una reducción significativa en la asistencia del Reino Unido”.

Recientemente, China se ha comprometido a gastar 2 mil millones de dólares en los países más pobres. Sería positivo que “una proporción significativa de esos recursos se pudiera utilizar directamente para apoyar” el plan de la ONU, dijo el funcionario.

Con información de: Milenio