LA MITAD DE LOS GARRAFONES DE AGUA EN LA CDMX CONTIENEN MATERIA FECAL: IPN

Foto: Pexels

La capital del país cuenta con 2,000 pequeñas industrias de embotelladoras, que no cumplen las normas de calidad e higiene.

Ciudad de México, 16 de julio de 2020.-

Un estudio realizado por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), arroja que el agua embotellada o de garrafón puede contener bacterias y materia fecal que resultan nocivos para la salud humana.

En la Ciudad de México, el total de garrafones de agua que consume la población tiene presencia de residuos fecales causantes de enfermedades graves, que debilitan el sistema inmunológico, de acuerdo con la investigación.

Homero Martínez Salgado, investigador del Hospital Infantil de México, y de Cornell University, aseguró que la capital del país cuenta con 2,000 pequeñas industrias de embotelladoras, mismas, que no brindan la certeza a los clientes de que están comprando un producto seguro.

La comercialización de estos envases no cumple con normas mínimas de calidad e higiene, por lo que representa un problema grave.

Se estima que alrededor de 50% del agua que se compra de rellenadoras, tiene presencia de bacterias coliformes combinadas con materia fecal que, en medio de la epidemia de COVID-19, puede debilitar el sistema inmunológico, provocar diarreas”, destacó Salgado.

Se encontró que 30% fueron positivos a microbacterias no tuberculosas; 41% excede el máximo de bacterias aeróbicas mesólas, y 41.4% de las purificadoras analizadas no cumplió con los estándares sociales mexicanos establecidos”, añadió.

Los mexicanos consumen mayormente los garrafones de 20 litros, porque creen que es más segura, limpia y garantiza un buen tratamiento. No obstante el experto señala que “varios estudios han documentado la detección de bacterias aeróbicas y coliformes en agua embotellada en recuentos que exceden los límites nacionales e internacionales permitidos para el agua potable de consumo humano”.

Los médicos recomiendan a la población mantenerse hidratada con un mínimo de 8 vasos al día pero, en vista de este problema, las personas deben asegurarse de una buena procedencia para que no represente un peligro para ellas, en medio de la pandemia por Covid-19, destacó.

Con información de: Forbes México