RETO DEL IMSS, INCORPORAR A 15 MILLONES DE TRABAJADORES INDEPENDIENTES: ZOÉ ROBLEDO

Foto: Captura de pantalla/@zoerobledo

El titular del IMSS destacó, que mediante un programa piloto se busca su incorporación al Seguro Social y en esta pandemia se pudo favorecer a 100 mil personas.

Ciudad de México, 15 de julio de 2020.-

En el contexto de la pandemia de COVID-19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), tiene el gran reto y la oportunidad de ampliar su cobertura y mejorar la calidad de sus servicios, afirmó el director general, Zoé Robledo. Asimismo señaló, que uno de los retos que asume el Instituto, es incorporar a la seguridad social a 15 millones de trabajadores independientes sin una relación patronal.

Lo anterior al participar en la sesión “Informalidad durante y más allá de COVID-19: buenas prácticas y el imperativo de las redes de seguridad universales”, convocada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), donde también afirmó, ante ministros y directivos de diversos países de América Latina, que para proteger a sectores vulnerables, también se busca afiliar al IMSS a 2.3 millones de personas trabajadoras del hogar, que por años fueron discriminadas de la seguridad social.

Son un ejemplo en México muy sentido, las trabajadoras del hogar, las mujeres principalmente que trabajan en hogares haciendo labores de limpieza, cocina y asistencia”, enfatizó.

Zoé Robledo destacó, que mediante un programa piloto se busca su incorporación al Seguro Social y en esta pandemia se pudo favorecer a 100 mil personas, entre trabajadores del hogar e independientes, con un crédito solidario al que no tenían acceso por parte de la banca comercial. Una de las principales preocupaciones del gobierno, indicó, es que una persona que pierde su empleo, ocho semanas después se queda sin acceso a las unidades hospitalarias del Seguro Social.

La primera tarea que emprendió el Instituto, fue contribuir a cortar las cadenas de contagio mediante la entrega de 8.5 millones de recetas resurtibles para otorgar medicamento por tres meses a personas con enfermedades crónicas controladas. Explicó que, a través del mecanismo digital para otorgar incapacidades temporales a las personas con síntomas de COVID-19, se benefició a trabajadores para recibir esta prestación sin salir de sus casas; además, se dio un adelanto de tres meses a las personas que cobran su pensión en efectivo.

El IMSS reconvirtió cerca del 70 por ciento del total de su capacidad hospitalaria, “todo el sector salud, incluido el Seguro Social, ha invertido cerca de dos mil millones de dólares para crecimiento, nuevas contrataciones y compra de equipos de protección personal”, indicó Zoé Robledo.

En el panel también estuvieron presentes Mario Pezzini, director del Centro de Desarrollo de la OCDE; así como ministros y directivos de República Dominicana, Brasil, Colombia y Paraguay.

Con información de: Excélsior