ANALISAN VENENO DE CARACOL MARINO PARA COMBATIR ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS

Los científicos han trabajado con cinco especies del Golfo de México y siete del Pacífico mexicano.

Ciudad de México, 13 julio 2020.-

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) estudian el veneno de caracoles marinos para diseñar futuros fármacos, pues algunas de sus moléculas podrían ser útiles contra el dolor crónico y enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer y parkinson.

Los caracoles cónicos o conos (por la forma de la concha) y caracoles túrridos, son estudiados y son provenientes del Golfo de México, del Mar Caribe y del Pacífico mexicano.

Hasta ahora, se han probado en modelo animal toxinas individuales de los venenos (puede haber cientos de toxinas en un solo veneno) que causan, por ejemplo, hiperactividad, convulsiones y temblores.

Cabe mencionar que en humanos, algunas de estas moléculas podrían ser útiles para atender el dolor crónico y para enfermedades neurodegenerativas. Los científicos han trabajado con cinco especies del Golfo de México y siete del Pacífico mexicano. Especies de la familia Conidae, a la que pertenecen los conus, y también cinco especies de la familia Turridae, a la que pertenecen los caracoles túrridos.

Con información: adn40