PESE A RESTRICCIONES, COMERCIANTES DEL CENTRO HISTÓRICO DE LA CDMX YA ESTÁN LABORANDO

Foto Wikimedia

La fase naranja del semáforo epidemiológico indica una apertura paulatina de los negocios, pero los locatarios y ambulantes se adelantaron.

Ciudad de México; 30 de junio de 2020.-

De acuerdo con las indicaciones de la fase naranja del semáforo epidemiológico, en la Ciudad de México los negocios ubicados en el Centro Histórico ya podrán abrir sus puertas a partir de este martes 30 de junio con un aforo del 30 por ciento de su capacidad y en un horario específico que concluye a las cinco de la tarde.

Sin embargo, desde días antes, varios locatarios ya levantaron las cortinas, incluso ya ofrecen alimentos para consumir en el mismo lugar, y en las calles del primer cuadro de la Ciudad ya abundan los vendedores ambulantes.

A pesar de que estos últimos indican seguir las medidas sanitarias indicadas por el gobierno de la Ciudad, es claro que no se ajustaron al calendario autorizado de acuerdo con el semáforo epidemiológico para evitar contagios de Covid-19. Muchos de estos casos son de personas que no pudieron continuar atendiendo las indicaciones de las autoridades debido a las necesidades económicas que enfrentan ante la imposibilidad de vender sus productos, trabajo del que viven día a día.

Las calles donde se puede observar a locatarios y ambulantes laborando desde antes de la fecha asignada son República de Guatemala, Academia, Corregidora, Correo Mayor y Venustiano Carranza.

Los comerciantes establecidos, desde antes de este 30 de junio, comenzaron con la limpieza de sus instalaciones, tanto restaurantes como tiendas de ropa y plazas comerciales; incluso, los locatarios de la agrupación Concepción Escobedo, A. C., ubicada en el número 38 de la calle Academia, indican que ya tienen todo listo para reiniciar sus actividades.

Sobre las calles de República de Uruguay, Venezuela y Perú, los comerciantes ambulantes salieron ya a ofrecer sus productos; parte de la nueva normalidad que los vendedores informales no cambiaron.

Si bien los restaurantes del primer cuadro de la Ciudad ya podrán abrir al 30 por ciento de su capacidad a partir de este martes, muchos de ellos ya operan, incluso permiten a sus clientes consumir los productos en el mismo lugar.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, indicó que con el cambio a la fase naranja del semáforo se espera que alrededor de un millón y medio de personas regresen a esa zona de la Ciudad, debido al número de trabajadores que laboran ahí, así como de quienes acuden a comprar. La mandataria reconoció que la reactivación de los negocios en el Centro Histórico antes de lo indicado representa un riesgo para la salud, pero lo importante, por ahora, es ver cómo se enfrenta esta situación.

Con información de El Universal.