EN MÉXICO NO RECOMENDAMOS LAS PRUEBAS RÁPIDAS DE COVID-19: LÓPEZ-GATELL

Imagen Video Twitter (@HLGatell)

Tampoco son recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.

Ciudad de México; 30 de junio de 2020.-

A través de un video difundido en sus redes sociales, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell afirmó que en México no está recomendado el uso de pruebas rápidas para detectar si una persona está contagiada de Covid-19. Dichas pruebas tampoco están recomendadas en países europeos, Estados Unidos, Canadá, ni por la Organización Mundial de la Salud.

De acuerdo con López-Gatell, para obtener el diagnóstico de Covid-19 existen dos tipos de pruebas de laboratorio. Por un lado, están las pruebas moleculares, pruebas que detectan el material genético del virus y permiten identificar a una persona que en ese momento tiene la infección o el virus causante del covid; tienen un tiempo de procesamiento que puede variar entre 40 minutos y hasta seis horas, son considerablemente rápidas. Sin embargo, aclaró el funcionario, a éstas no son a las que se les llama propiamente rápidas.

El otro tipo de pruebas no detectan al virus de manera directa, lo que detectan es la respuesta del organismo ante la infección por el virus, concretamente detectan los anticuerpos, las defensas que el organismo humano produce en respuesta a la infección por el virus. Como esta respuesta inmune tarda algunos días después de la infección, definitivamente no son rápidas”, indicó el subsecretario.

Además, López-Gatell indicó que la interpretación de estas pruebas que se llaman también pruebas serológicas es que una persona, posiblemente 10 o más días atrás tuvo exposición al virus y explicó que se llaman así porque la muestra necesaria para hacer la prueba es una muestra de suero, el componente líquido de la sangre.

Hay dos categorías: las pruebas que se hacen en un laboratorio, con técnicas estructuradas, con equipo sofisticado y personal especializado; y las llamadas pruebas rápidas, un sinónimo de ellas es ‘tiras reactivas’ porque son unos dispositivos desechables, portátiles que adentro tienen una tirita de un material de tela absorbente en la que están las sustancias químicas necesarias para detectar los anticuerpos”, explicó.

Entonces, ¿por qué razón en ningún país del mundo se ha recomendado el uso de pruebas rápidas?

El funcionario de Salud explicó que ello se debe a que son de muy poca capacidad diagnóstica y resaltó que hay dos propiedades importantes en una prueba diagnóstica: la capacidad de detectar correctamente a quien tiene una infección y la capacidad de descartar a quien no tuvo exposición al virus. Ambas propiedades deseablemente deben ser mayores al 80 por ciento; las pruebas rápidas no llegan al 50 por ciento.

Con 50 por ciento de probabilidad quiere decir, como si tiráramos una moneda al aire, como si fuera un volado, por lo que son pruebas poco útiles, que pueden confundir dando un falso negativo o falso positivo”, finalizó.

Con información de Twitter @HLGatell