CON LA NUEVA NORMALIDAD, LAGO DE LOS CISNES Y CASANUECES SERÁN IMPOSIBLES

Foto:qTolucalaBellaCd

Vuelve la danza con obras adaptadas; van por coreografías para solos, dúos o tríos; descartan por ahora las grandes apuestas.

Ciudad de México, 29 de junio de 2020.- Añorábamos cuando al ver una obra de teatro empleaba a más de 70 bailarines en una escena, como en El Cascanueces o El Lago de los Cisnes, así como piezas de una danza contemporánea de gran formato se llevarán a cabo, ahora con el regreso a la nueva normalidad, estas obras entre otras más serán adaptadas, sin público, a duetos o tríos; y luego con espectáculos en teatros al aire libre con máximo de 10 bailarines, con un repertorio que implique el menor contacto entre los asistentes.

Para ello el codirector de la Compañía Nacional de Danza, Cuauhtémoc Nájera menciono que podrá volver cuando el semáforo esté en color verde, en las dos primeras semanas de su retorno contempla clases escalonadas y por grupos.

Los salones están diseñados para poder soportar hasta 50 bailarines, no va a haber más de 15 o 14 en cada sesión para que puedan tener una distancia de aproximadamente cinco metros. En la primera fase vamos a hacer clase, no va a haber ensayos, para evitar el contacto y para hacer un seguimiento muy puntual de que no haya ningún contagio”, compartió Nájera, quien junto con Elisa Carrillo dirige la agrupación que depende del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Si todo marcha bien, después de esas dos semanas se comenzarán a ensayar obras con pocos bailarines —solos, duetos y tríos— para hacer funciones sin público.

Foto:@UArtes

Respecto al repertorio, no habrá ningún espectáculo con muchos intérpretes en el escenario, al menos durante este semestre todo lo que presentemos serán espectáculos con pocos bailarines en el escenario y evitando al máximo el contacto”, explicó.

Una vez que haya confianza para subir a los escenarios habría máximo 10 bailarines para que puedan guardar su distancia.

Por su parte el director del Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac), Marco Antonio Silva señaló que tienen un protocolo para tres etapas. Primero los bailarines se dividirán en grupos de 10 para retomar sus entrenamientos en sus salones y estarán a una distancia de dos metros y medio.

Tenemos salones muy ventilados. Esperemos que la autoridad sanitaria nos dé las indicaciones pertinentes, pero hemos encontrado que el uso de cubrebocas, sudando, no es lo más recomendable; si es funcional se utilizará, pero si es un riesgo para la salud no lo ocuparemos. En un corto plazo la sana distancia será la premisa, los salones están cuadriculados”.

Asimismo, dijo que, a largo plazo, en el Ceprodac se considera ofrecer funciones cortas, de entre 10 y 20 minutos, en espacios al aire libre —parques, plazas y canchas deportivas—, siguiendo los protocolos sanitarios establecidos.

Adaptan repertorio
Para cumplir con las medidas de sana distancia el Ballet Folklórico de Amalia Hernández hará cambios en 95 por ciento de las obras de su repertorio para que puedan estar entre 40 y 50 bailarines en escena, cuando ofrezcan funciones en recintos como Bellas Artes.

Foto:@TimeOutMexico

Todo lo estamos adaptando, excepto los solos como la Danza del Venado o Sones de Michoacán; el ballet se caracteriza por un gran número de participantes, Jalisco, Veracruz, Guerrero, las danzas prehispánicas van a sufrir una adaptación e iremos recuperando la normalidad cuando las condiciones lo vayan permitiendo.

“El 95 por ciento de la obra sufrirá adecuaciones en estos primeros meses”, dijo Salvador López, director general de la agrupación.

Con información de: La Razón