SÍNDROME DE LA CABAÑA O MIEDO A SALIR TRAS EL CONFINAMIENTO

(Foto: Pixabay.com)

Ciudad de México; 24 de junio de 2020.-

Una persona que experimenta miedo, o rechazo, ante la necesidad de exponerse y salir de casa, después de un largo período sin hacerlo, está experimentando algo conocido como el “síndrome de la cabaña”, el cual puede desencadenar cuadros de ansiedad, depresión y estrés.

(Foto: Nandhu Kumar en Pexels)

Asimismo, algunas reacciones se pueden presentar en el ámbito emocional o con sintomatología cognitiva, además de características fisiológicas como: taquicardia, sudoración y dificultad motora. Así lo dio a conocer Erika Villavicencio Ayub, investigadora, consultora y coordinadora de psicología organizacional en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien recomendó que, si el miedo impide a la persona desarrollar sus actividades, puede comenzar con aproximaciones sucesivas y de forma gradual, con el objetivo de que se exponga al estímulo negativo asociado a la salida.

Para empezar, dijo la doctora, se pueden establecer metas pequeñas: depositar la basura en el exterior o ir a la tienda, es necesario intentar en repetidas ocasiones y con un grado de dificultad mayor para superar la situación. De esta forma, la persona podrá manejar la ansiedad y el miedo. Igualmente, necesarios, apuntó, es el planear un protocolo de entrada y salida familiar, considerar cuál será la zona segura para dejar su ropa o zapatos después del trabajo, cuál será el procedimiento de cuidado durante los viajes en el transporte público.

La especialista destacó que es de vital importancia que durante estos ejercicios o al retomar las actividades laborales se sigan las medidas de protección; usar careta, cubrebocas y gel antibacterial. Indicó que de no incorporar las normas de autocuidado y de sana distancia, se contribuirá a experiencias que alimenten el miedo al contagio y que éstas se desencadenen a un nivel mayor.

Es sumamente relevante que cuidemos, no solamente la salud física sino también la salud mental y más cuando ya estamos siendo víctimas de trastornos emocionales. (…) La organización de las empresas tiene que estar consciente que para los empleados, como seres humanos, regresar al trabajo les está implicando un esfuerzo importante y una gran carga de ansiedad y estrés”, sentenció la coordinadora de psicología organizacional.

Finalmente llamó a cuidar de nuestra salud mental, invitando a observar e identificar cuáles son los síntomas que se perciben derivados de la pandemia y cuáles están incrementando. Entre estos, se pueden presentar alteraciones conductuales, del sueño, de alimentación e inclusive estrés postraumático, apuntando como necesario el mantener un balance y una salud integral permitirá reaccionar ante diferentes situaciones a largo plazo.

(Foto: Ketut Subiyanto en Pexels)

*Con información de: Unamglobal.unam.mx