PANDEMIA DE COVID-19 GOLPEÓ A LA INDUSTRIA DEL ENTRETENIMIENTO EN MÉXICO

Foto Pxhere

Todos han perdido: artistas, promotores y empresas han suspendido o cancelado eventos para lo que resta de 2020.

Ciudad de México; 24 de junio de 2020.-

Aunque las pérdidas más importantes y lamentables que ha dejado la pandemia de Covid-19 han sido las personas fallecidas a consecuencia del virus; la crisis se ha extendido a prácticamente todos los ámbitos de la vida social y económica del país. Junto con el turismo y la aeronáutica, la industria del entretenimiento ha sido de las más golpeadas y el panorama a futuro no es optimista.

La nueva normalidad cambiará la forma en la que los fanáticos vivirán los eventos de entretenimiento en vivo tales como los conciertos; habrá una reducción considerable de aforos, espacios más amplios y sanitizados constantemente, estrictas medidas de distanciamiento, así como aumento de la oferta de transmisiones de eventos en línea. Se vivirá una transformación de la industria del entretenimiento en vivo.

Mientras tanto, las empresas que gestionan este tipo de eventos están atravesando por una situación económica sin precedentes. En 2019, los ingresos totales de la música en vivo en México fueron de 225 millones de dólares y la consultora PwC pronosticó que aumentarían hasta 276 en 2020; sin embargo, la primera mitad del año ha sido de pérdidas.

Promotoras de entretenimiento como Ocesa, Dorado Music Group y Boletia tuvieron que cancelar todos los eventos de marzo, abril, mayo y, en algunos casos, los que restan del año debido a la crisis sanitaria lo que les ha dejado en ceros durante estos meses y con un panorama complicado para el futuro.

Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), que tiene el 60% de la participación accionaria de Ocesa, reportó una caída en sus ingresos del 6 por ciento en el primer trimestre del año, en comparación con el mismo periodo del año pasado, debido a los más de 200 eventos cancelados en marzo por la pandemia.

La perspectiva de crecimiento de otras empresas de entretenimiento se vio súbitamente afectada. Live Nation, una productora de eventos en vivo con sede en California se vio afectada por la cancelación de eventos en México a partir de marzo. Lo anterior contribuyó a que la empresa no cerrará la transacción que había acordado el 24 de julio de 2019 con CIE y Grupo Televisa para adquirir acciones de Ocesa, la tercera promotora de eventos más grande del mundo.

También en el primer trimestre del año, y antes de que se manifestará plenamente la pandemia, Live Nation reportó una caída anual del 21 por ciento en sus ingresos netos, y la división de conciertos fue la más afectada con un retroceso de 25 por ciento, y ante la cancelación progresiva de eventos su división Ticketmaster reembolsó aproximadamente el 80 por ciento de los boletos de eventos reprogramados o cancelados. Se han visto afectados unos nueve mil espectáculos.

Una situación nada diferente viven otras empresas de este sector que se han visto obligadas a negociar, buscar opciones o cancelar; mientras tanto, es una realidad que los fanáticos, artistas, promotoras y organizadoras no tendrán certidumbre de revivir las operaciones totalmente libres de contagio hasta que no se halle una vacuna.

Con información de Forbes.