¿CÓMO MONITOREAR EL AVANCE POR MÉXICO, DE POLVO DEL SAHARA?

Foto: Twitter @EliuNuila

La Oficina de Meteorología Regional y Mesoescala de EEUU, cuenta con un mapa en Internet para monitorear el avance del evento en tiempo real.

Toluca, Estado de México, 24 de junio de 2020.-

El polvo del Sahara que avanza hacia Latinoamérica por el Océano Atlántico, ha despertado en estos días la preocupación de la población. Las impactantes imágenes captadas vía satélite por las agencias meteorológicas, se virilizaron en redes sociales, donde se propagó la inquietud por sus posibles efectos adversos. Sin embargo, a pesar de la intranquilidad que ha generado el fenómeno en las personas, lo cierto es que se trata de un proceso frecuente, especialmente entre los meses de primavera y verano.

“Es una masa de aire muy seca y cargada de polvo que se forma sobre el desierto del Sahara, principalmente en el verano, y se mueve hacia el océano Atlántico cada tres a cinco días. Puede cubrir un área equivalente a la de EEUU y extenderse verticalmente entre 1,500 y 6,000 metros de altura”, explicó en un comunicado el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED).

El interés que ha despertado dicho fenómeno por su densidad y magnitud, ha sido muy grande, por lo que la Oficina de Meteorología Regional y Mesoescala (RAMMB, por sus siglas en inglés), de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EEUU, cuenta con un mapa en Internet para monitorear el avance del evento en tiempo real.

Esta herramienta digital permite elegir la fecha, el rango de tiempo, el satélite, o la velocidad a la que se quiere observar el desplazamiento. A través de este enlace, se accede directamente a la imagen en directo, pero es importante actualizar la fecha en la pestaña de “End Date”, a día de hoy.

Cabe mencionar, que además de afectar a la Península de Yucatán, la nube de polvo se extenderá sobre Campeche y Quintana Roo. Se espera que en estos tres estados, alcance la máxima concentración de aerosoles entre el jueves y viernes.

Posteriormente, se desplazará sobre aguas del Golfo de México, pasando sobre zonas costeras de Veracruz y Tamaulipas. Finalmente, la noche del viernes 26 de junio, el fenómeno se desplazará hacia la parte sur de Estados Unidos de América y dejará de afectar de manera directa al territorio mexicano”, reveló en un reporte el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Con información de: Infobae