FALTA DE ADAPTACIÓN Y DISCIPLINA OCASIONARON REPUNTE DE COVID-19 EN FLORIDA

Foto Twitter (@BayamoSomos)

Gobernador del estado culpa a los hispanos por la propagación del virus.

Florida, Estados Unidos; 23 de junio de 2020.-

De acuerdo con Eneida Roldán, jefa ejecutiva de la Red de Cuidado de la Salud de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), la falta de adaptación a la nueva realidad y el incumplimiento de las medidas preventivas por parte de la gente han propiciado el repunte de contagios de Covid-19 en Florida por lo que pidió disciplina.

Cuando (después del confinamiento) un condado o una ciudad se abren hay que tener muy en cuenta cómo la población se adapta a esos cambios”, subraya Roldán, cuya especialidad es la patología y quien ejerce como profesora en la Facultad de Medicina de la FIU.

La falta de adaptación a la nueva realidad es la razón principal del ascenso de los casos nuevos de coronavirus en Florida, estado que este lunes superó el umbral de los 100 mil casos confirmados de Covid-19, tras haber sumado a la cuenta 24 mil 500 solo en la pasada semana. La mortalidad no ha crecido el mismo ritmo y los decesos suman 3 mil 173.

Roldán asegura que está científicamente comprobado que Florida no está en una “segunda ola” de Covid-19, sino todavía en la primera.

A pesar de ello, las autoridades del estado dicen que el aumento se debe a un incremento de las pruebas de Covid-19 y subrayan que no van a dar marcha atrás en la reapertura económica iniciada en mayo pasado.

Incluso, este lunes trascendió que el gobernador del estado, Ron DeSantis, fue criticado por representantes del Partido Demócrata y miembros de la comunidad latina en Florida por culpar a los trabajadores agrícolas hispanos del aumento en el número de contagios.

Algunas de estas personas van a trabajar en autobuses escolares y se apelotonan como sardinas mientras se desplazan a través del condado de Palm Beach y otros lugares similares, lo que permite muchas oportunidades para que se produzca el contagio”, acusó DeSantis.

Sin embargo, algunas voces dicen que el repunte se debe a que se abrió todo demasiado pronto y otras, entre las cuales está la de Roldán, creen que parte de la población ha entendido equivocadamente que la reapertura significa una vuelta a la situación anterior a la pandemia y ha dejado de cumplir con las medidas que hoy por hoy constituyen la única prevención contra el SARS-CoV-2.

Ante ello, la científica de la FIU insiste en que llevar mascarilla, mantener la distancia física con otras personas y medidas de higiene siguen siendo “la mejor defensa” a falta de un tratamiento o vacuna contra la enfermedad.

Hasta el momento, ni el estado ni el condado de Miami-Dade han hecho obligatorio el uso de mascarillas en los espacios públicos, pero hay condados como Orange y ciudades como Miami, Miami Beach, Tampa y Key Biscayne que sí, cada una con sus propias reglas.

Con información de EFE y Milenio.