ESCUELAS PRIVADAS DE COAHUILA Y SINALOA AL BORDE DE LA CRISIS POR PANDEMIA

Foto Pxhere

Matrícula escolar de colegios privados disminuirá drásticamente para el siguiente ciclo escolar.

Coahuila; 22 de junio de 2020.-

Las escuelas particulares de Coahuila atraviesan por una crisis a causa de la pandemia de Covid-19 pues dejaron de recibir el pago de colegiaturas y gran parte de sus alumnos ya no se matriculará para el siguiente ciclo escolar debido a que los padres de familia han percibido menos ingresos o han quedado en el desempleo. En Sinaloa, la situación no es muy diferente por lo que las autoridades de educación pública ya se preparan para recibir a los estudiantes provenientes de escuelas privadas.

De acuerdo con la Unión de Escuelas Particulares de La Laguna, estos colegios están viviendo una “asfixia” debido a que los padres de familia quedaron a deber colegiaturas a causa de los problemas económicos que arrastró la pandemia, por lo que pronostican una disminución en la matrícula para el siguiente ciclo escolar.

Rodolfo Silva Rosales, presidente del organismo, informó que cada año queda una cartera sin cobrar de colegiaturas de entre el seis y diez por ciento; sin embargo, en este año, cerca del 50 por ciento no pagó las mensualidades en los colegios particulares desde que empezó la emergencia sanitaria.

La violencia, el desempleo, la desocupación está terrible. Lo poco que consigue un padre de familia prefiere llevarlo a su mesa y buscar una escuela pública”, dijo Silva Rosales.

En la capital de Coahuila hay colegios que cobran desde 500 pesos de mensualidad, pero el promedio general va de los mil 500 a los dos mil 200 pesos. Sin embargo, de esas cantidades debe salir el presupuesto para mantener las escuelas a flote con sueldos, mantenimiento, y pago de servicios.

El ejemplo más claro de esta crisis de las escuelas particulares es el caso del Colegio Madison que, tras 20 años dando clase, anunció a los padres de familia el cierre de sus operaciones al terminar el presente ciclo escolar debido a la drástica baja de su matrícula.

Entretanto, en Sinaloa, las escuelas privadas de todos los niveles educativos debieron negociar con los padres de familia los descuentos en sus colegiaturas ante los estragos de la pandemia, mismos que oscilaron entre el 15 y 30 por ciento.

En ese estado, el secretario de Educación Pública y Cultura, Juan Alfonso Mejía, dijo que se acordó extender un periodo de preinscripciones hasta el próximo 31 de julio. Disposición con la que, en caso de que los padres de familia decidan cambiar a sus hijos a escuelas públicas, éstas tendrán espacios abiertos para recibirlos.

Con información de El Universal.