¿PUEDES CONTAGIARTE DE COVID-19 EN UNA ALBERCA O UNA PLAYA?

Foto: Flickr

Existen una serie de recomendaciones para quienes administran albercas públicas.

Toluca, Estado de México, 18 de junio de 2020.-

Ante la pandemia por Covid-19 y la reactivación escalonada del sector turístico, muchas personas siguen las medidas sanitarias para evitar contagios y la propagación del virus; sin embargo, una de las inquietudes de muchos es sobre espacios de entretenimiento y recreación, luego del confinamiento social de varios meses en el mundo.

Particularmente, las personas se preguntan cómo funcionarán espacios como playas públicas y piscinas de los hoteles donde se hospeden, pues al convivir con más personas, puede causarles algo de miedo o preocupación por un posible contagio del COVID-19.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), no hay evidencia de que el virus se transmita a la gente a través del agua de la alberca, un jacuzzi o sitios recreacionales para nadar. Además, las albercas son desinfectadas con clorina o bromina, lo cual sería suficiente para inactivar al virus.
Cabe señalar que en mares o lagos, el riesgo también sería bajo, precisamente por su tamaño, que puede diluir el virus.

No obstante, lo anterior no significa que si decides nadar, no existe ningún riesgo, ya que, en una alberca no sólo estarás en contacto con el agua, también hay vestidores, tumbonas, toallas y estarás en contacto con otras personas, por lo cual seguir las medidas de seguridad es importante.

La CDC tiene una serie de recomendaciones para quienes administran albercas públicas, entre las que se encuentran el lavado de manos con frecuencia de trabajadores y visitantes, el uso de cubrebocas cuando se amerite, limpiar y desinfectar áreas de uso común, lavar toallas a la mayor temperatura posible, acomodar sillas y tumbonas de manera que los visitantes puedan estar a 1.82 metros mínimo de distancia de otras personas con quienes no vivan y no compartir objetos como goggles o esnórquel.

Con información de: El Heraldo de México/El Universal