10 DATOS CURIOSOS SOBRE LAS TORTUGAS MARINAS

Foto: @ATP_panama

Cada 16 de junio se conmemora a uno de los animales más hermosos y a la vez más amenazados del planeta.

Toluca, Estado de México; 16 de junio de 2020. – Sin lugar a dudas uno de los reptiles más hermosos y antiguos del planeta que nos regala la naturaleza, son las tortugas marinas, por lo que cada 16 de junio de conmemora el Día Mundial de las Tortugas Marinas, para concientizar a la población sobre el estado de conservación de estos animales.

Si eres un fanático de estos moradores de los océanos, aquí te damos algunas curiosidades que ha publicado la revista National Geographic:

Quelonoides

Es el nombre de la familia a la pertenecen as tortugas marinas; sin embargo, existen siete especies que son la tortuga plana (Natator depressus), la tortuga verde (Chelonia mydas), la tortuga carey (Eretmochelys imbricata), la tortuga boba (Caretta caretta), la tortuga laúd (Dermochelys coriacea), la tortuga olivácea (Lepidochelys olivacea) y la tortuga bastarda (Lepidochelys kempii).

Estos animales pertenecen a uno de los grupos de reptiles más antiguos del mundo, superando a las serpientes, cocodrilos y caimanes, pues se retoman a la era de los dinosaurios, unos 200 millones de años atrás.

Caparazones

Es fácil de reconocer por su capazón cartiliginoso, esta carcasa las protege de los depredadores; sin embargo, no todos son iguales. Por ejemplo, la tortuga laúd tiene un caparazón flexible.

El caparazón de una tortuga forma parte de su esqueleto y se compone de más de 50 huesos, entre los que se incluye la caja torácica y la columna vertebral.

Dieta

Las tortugas marinas no tienen dientes, sino una serie de picos de queratina en la parte superior de su boca, por lo que su alimentación depende del entorno en el que viven, aunque todas son omnívoras, su dieta puede variar desde algas a calamares, pasando por medusas.

Reproducción

Tiene enormes caparazones que añaden una dificultad física adicional para el apareamiento; tienen cloacas, orificios que sirven tanto para la reproducción como para la expulsión de excrementos, es decir, que el pene del macho emerge de esta cloaca, pasa por debajo del caparazón de la hembra y posteriormente lo mete en la cloaca de ella.

Foto: @NuestroDiario

Incubación

Durante los meses cálidos, las tortugas hembra acuden a las playas en las que ellas mismas nacieron en busca de un punto de anidación; usando sus aletas traseras, excavan un nido en la arena y ponen sus huevos, este proceso puede durar hasta tres horas. Pueden llegar a poner hasta 100 huevos, que incuban aproximadamente 60 días.

Los bebés tortuga

Una vez que los huevos eclosionan, las tortugas recorren el tramo de arena que las separa del mar, para guiarse utilizan la luz de la luna o de las estrellas que se refleja sobre el agua. Se estima que una de cada mil crías de tortugas marinas sobrevive y alcanza la edad adulta.

Migración

Estos reptiles pueden migrar largas distancias, el récord lo ostenta una tortuga laúd hembra que logró nadar 20 mil 900 kilómetros en 647 días, desde Indonesia hasta la costa oeste de Estados Unidos.

Foto: @EjeCentral

Tamaño

Las especies de tortugas marinas pueden variar en su tamaño; por ejemplo, la más pequeña es la tortuga bastarda, que mide en torno a 7 centímetros de largo y puede llegar a pesar 40 kilogramos, mientras que, la tortuga laúd puede llegar a medir 180 centímetros de largo y pesar 500 kilogramos.

Animales longevotos

Pueden vivir de 150 a 200 años según su especie. Los primeros años de vida de una tortuga marina se denomina en muchas ocasiones “los años perdidos”, debido a que durante este tiempo transcurre entre su saluda de los huevos y vuelven a las aguas poco profundas de la costa para alimentarse, son extremadamente difíciles de estudiar. Estos “años perdidos” que pasan en el mar, pueden ser hasta 20, por lo que se vuelven un misterio para los humanos.

Una familia en peligro

Tristemente, seis de las siete especies de tortugas marinas han sido declaradas en peligro crítico, en peligro o vulnerables según la lista roja de la UICN. La séptima especie carece de datos para establecer una clasificación.

Cabe mencionar que, las tortugas marinas se enfrentan a diferentes amenazas como la pesca, la destrucción de su hábitat –destrucción de sus lugares de anidación y contaminación por el plástico-, la caza furtiva –los cazadores buscan la carne, los caparazones y los huevos de las tortugas- y el cambio climático.

Con información de: National Geographic