EEUU DEJARÁ SIN ATENCIÓN MÉDICA A COMUNIDAD LGBT

Foto:@IIPSOCULTA

Diversos grupos y organizaciones religiosas manifestaron su apoyo a esta medida.

Ciudad de México, 12 de junio de 2020.- Durante este viernes la administración del presidente estadounidense Donald Trump anunció que eliminará una regulación de la era de expresidente Omaba que prohíbe la discriminación en atención médica contra pacientes transgénero.

Dicha medida, ocurre durante el mes de Orgullo Gays, celebración anual de la comunidad LGBTQ que tiene como lugar durante todo el mes de junio, y en el cuarto aniversario del tiroteo mortal en el club nocturno Pulse, en el que 49 personas fueron asesinadas en Orlando, hecho que fue condenado por los grupos LGBTQ.

La Sección 1557 de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, conocida como la Ley de Derechos de Atención Médica, “prohíbe la discriminación basada en raza, color, origen nacional, sexo, edad o discapacidad en ciertos programas y actividades de salud”. Norma promulgada en 2016 que interpretó que la prohibición de la discriminación sexual incluía la discriminación basada en la identidad de género, basándose en interpretaciones similares en otras leyes federales de derechos civiles y sentencias judiciales, y la interrupción del embarazo.

Con esta nueva política impulsada por la administración de Donald Trump, la interpretación se hará con base en «el significado simple de la palabra ‘sexo’ como hombre o mujer y según lo determine la biología». De esta forma, las personas transgéneros, homosexuales, no binarias y las mujeres que han tenido abortos dejarán de tener acceso a los servicios públicos de salud del país.

Foto:@EjeCentral

Una vez que entre en vigor esta nueva regulación, los médicos, hospitales y compañías de seguros podrán reducir su cobertura al excluir a los pacientes que se ubiquen dentro de estos grupos minoritarios de la sociedad estadounidense.

Diversos grupos y organizaciones religiosas manifestaron su apoyo a esta medida, la cual, aseguran, forma parte del derecho del gobierno de abstenerse a no brindar atención a este sector de la población que está «contra las creencias» que ellos profesan.

Por último, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles también criticó la medida, diciendo que podría costar vidas.

“La administración de Trump se ha puesto en la misión al poner las creencias religiosas y políticas por encima de la atención médica de un paciente. Esto es mortal y todos deberíamos estar indignados”, dijo la subdirectora legal de la ACLU, Louise Melling.

Con información de: CNNEspañol