LIBERAN EN ESPAÑA A SIETE SUDAMERICANOS QUE ERAN EXPLOTADOS SEXUALMENTE

(Foto: @guardiacivil)

Andalucía, España; 10 de junio de 2020.-

Este miércoles la Guardia Civil española dio a conocer la liberación de siete hombres de origen sudamericano, quienes estaban siendo explotados sexualmente en el municipio de Prado del Rey, en Cádiz.

(Foto: @guardiacivil)

Con esta operación, también logró desarticular una supuesta organización delictiva, dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y prostitución lucrativa. Por estos hechos, se reportaron a tres personas detenidas. Los siete jóvenes liberados, uno de ellos menor de edad, fueron captados mediante engaño por la organización en sus países de origen. Cuando llegaron a España, fueron obligados a prostituirse tras el retiro de sus papeles, dinero y equipos de comunicación.

Los investigadores descubrieron cómo la organización enviaba sus captores a diferentes países de Sudamérica, con el objetivo de reclutar jóvenes en buena forma física. Una vez contactados, les prometían un futuro de éxito cuando llegaran a España, siempre relacionado con las profesiones que tenían en su país de origen. Para evitar sospechas, además de usar avales de una serie de contactos, la organización obligaba a las víctimas a pagarse el viaje a España, con el compromiso de que recuperarían el importe inmediatamente con el sueldo ganado en el país europeo. Las autoridades incluso encontraron que algunas familias llegaron a recurrir a prestamistas para pagar el viaje.

(Foto: @guardiacivil)

Para facilitar el control que ejercían sobre sus víctimas, a los jóvenes los tenían en una sola vivienda y sólo les permitían relacionarse entre ellos, manteniéndolos en la más absoluta indigencia. Los encuentros sexuales se producían en distintas localidades de la provincia de Cádiz, acordados mediante un chat de contactos exclusivamente homosexuales, gestionado y controlado por el líder de la organización; después, el tratante trasladaba a la víctima, permaneciendo en las inmediaciones hasta que el encuentro terminaba y requisando el importe pagado por cada uno de ellos.

*Con información de: Guardiacivil.es