PIDEN EVITAR IR A LA CENTRAL DE ABASTO; FORTALECERÁN ENTREGAS A DOMICILIO

Foto:@ElBigDataMX

La medida es parte de una nueva serie de indicaciones para evitar aglomeraciones

Ciudad de México, 08 de junio de 2020.- Con la finalidad de evitar aglomeraciones en la Central de Abastos (Ceda), al momento de adquirir los diferentes productos que ahí se venden, el Gobierno de Ciudad de México publicó las primeras Normas Administrativas Complementarias de Carácter Preventivo para la operación de este mercado durante la pandemia de COVID-19, en las que se toma en cuenta la entrega de productos a domicilio.

Las reglas dijeron, están dirigidas a las personas que se encuentren en las instalaciones de la Ceda, incluidos los empleados de los establecimientos, de transporte y permisionarios.

Por ello se fortalecerá el abasto a domicilio a través de plataformas digitales, para evitar la aglomeración. En las entregas se deberá mantener en todo momento una distancia de dos metros como mínimo entre la persona que efectúe la entrega y el cliente.

Durante la entrega de la mercancía, los repartidores deberán llamar a la puerta y retirarse a una distancia de dos metros como mínimo, interactuar lo mínimo posible con el cliente y siempre a una distancia prudente.

En caso de que se reciba el pago en efectivo, el cliente debe colocar el dinero fuera de la puerta (sobre una superficie de protección que pueda ser desinfectada); una vez que el repartidor reciba el dinero, dejará la mercancía”.

Si el pago es con tarjeta, el repartidor debe colocar la terminal fuera de la puerta (sobre una superficie de protección que pueda ser desinfectada) y alejarse, momento en el que el cliente colocará su código, y también deberá alejarse mientras el repartidor lo verifica. Posteriormente, éste depositará la mercancía en la puerta.

Las instalaciones de la Central de Abasto, todos deben limpiar las superficies con jabón, cloro o cualquier sustancia que sirva para sanitizarlas por lo menos una vez al día, donde además los vendedores deberán utilizar cubrebocas, caretas de protección y guantes desechables que se deben cambiar continuamente (de preferencia cada dos horas).

Con información de: La Razón