VEHÍCULOS AUTÓNOMOS PODRÍAN PREVENIR SOLO UN TERCIO DE ACCIDENTES DE TRÁNSITO

Foto: @IIHS_autosafety

Alrededor de nueve de cada 10 accidentes son resultado de un error humano.

Estado Unidos, 05 de junio 2020 .-

Durante mucho tiempo los vehículos autónomos han sido promocionados por desarrolladores como una forma de eliminar las muertes en la carretera, probablemente podrían prevenir sólo un tercio de todos los accidentes de tránsito en Estados Unidos, según un análisis del Instituto de Seguros.

El estudio realizado por el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS) un grupo de investigación financiado por las aseguradoras estadounidenses, encontró que los accidentes restantes fueron causados por errores que los sistemas de conducción autónoma no pueden enfrentar de mejor forma que los conductores humanos.

Los expertos en tráfico dicen que alrededor de nueve de cada 10 accidentes son resultado de un error humano y se estima que más de 36 mil personas murieron en accidentes automovilísticos en Estados Unidos el año pasado.

En este sentido, las compañías que desarrollan vehículos autónomos, incluidos los fabricantes de automóviles tradicionales y las firmas de tecnología, han afirmado reiteradamente la conducción totalmente automatizada es una herramienta para reducir drásticamente las muertes en carretera al sacar al humano de la ecuación.

El estudio del IIHS esbozó una imagen más matizada del error del conductor humano, mostrando que no todos los yerros pueden ser eliminados por la cámara, el radar y otras tecnologías sin conductor basadas en sensores.

“Nuestro objetivo era mostrar que si no se abordan esos problemas, los autos autónomos no ofrecerán enormes beneficios de seguridad”, dijo Jessica Cicchino, vicepresidenta de investigación de IIHS y coautora del estudio.

Los investigadores analizaron más de 5 mil accidentes representativos reportados por la policía en todo el país y determinaron que los factores relacionados con el conductor que contribuyen al accidente y un tercio de todos los choques fueron resultado exclusivo de errores de percepción, o incapacidad del conductor, encontró el estudio.

Pero la mayoría de los accidentes fueron resultado de errores más complejos, como hacer suposiciones erróneas sobre lo que otros usuarios de la carretera iban a hacer, conducir demasiado rápido o demasiado lento para las condiciones de la carretera, o realizar maniobras evasivas incorrectas. Muchos accidentes también fueron una combinación de múltiples errores.

Con información: adn40