PLANEAN CINÉPOLIS Y CINEMEX ABRIR CON ESPACIOS REDUCIDOS Y FUNCIONES ESCALONADAS

Foto: @zacalminuto_mx

La Canacine estima que ha dejado de percibir aproximadamente 6 mil millones de pesos en la cuarta taquilla, con más de 352 millones de boletos vendidos.

Ciudad de México, 3 de junio de 2020. – De acuerdo al semáforo nacional de actividades en cada entidad, la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) impulsa la reactivación de las salas de cine en México, prevé que esto podría comenzar a mediados de junio en la capital del país, tras el cierre obligatorio de actividades debido a la pandemia de coronavirus.

La Canacine estima que ha dejado de percibir aproximadamente 6 mil millones de pesos en la cuarta taquilla, con más de 352 millones de boletos vendidos, más importante del mundo, por debajo de China, India y Estados Unidos.

En una entrevista para ZETA, la directora de Canacine, Tábata Vilar Villa, señaló que Cinemex y Cinépolis, dos de las cadenas más importantes de salas de cine en el país, mantienen un diálogo con las autoridades para sean considerados en la reapertura de espacios públicos, por lo que esperan la aprobación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a su protocolo.

Cinemex y Cinépolis plantearon el tema de la reapertura de los cines, dado que estamos pasando la famosa curva y el nivel de contagio empezará a bajar, entonces los gobiernos hablan de reabrir la economía y los cines, por su naturaleza de ser un espacio donde el contagio es mucho menor, se puede mitigar más que otros espacios de convivencia social”, dijo.

También señaló que, en 2019, aumentó 5.3 por ciento la venta de boletos, colocando a México en el puesto 9 de mayores entradas en taquilla y el 2.4 por ciento del ingreso a nivel mundial.

Asimismo, aseguró que los cines tienen distanciamiento entre filas no solo a nivel horizontal, también vertical, esto permite una distancia adicional a nivel de inclinación. “Esas características hicieron que Corea y Japón nunca cerrarán sus cines a pesar de la pandemia la sana distancia, que es lo que están planeando los exhibidores: reducir sus aforos a la mitad y mantener distanciados a los espectadores”.

Con información de: Sin Embargo