JEFE DEL PENTÁGONO RECHAZA DESPLIEGUE DEL EJÉRCITO PARA CONTENER PROTESTAS EN EU

Foto Twitter (@CNNbrk)

“Estas medidas solo deberían utilizarse como último recurso y en las situaciones más urgentes y extremas”, Mark Esper.

Estados Unidos; 03 de junio de 2020.-

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, se desmarcó este miércoles del presidente Donald Trump al rechazar el despliegue del Ejército sin el visto bueno de los estados para contener la violencia desatada por la ola de protestas contra el racismo en ese país que surgió a raíz de la muerte del afrodescendiente George Floyd.

No apoyo la invocación de la Ley de Insurrección, estas medidas solo deberían utilizarse como último recurso y en las situaciones más urgentes y extremas. No estamos en una de esas situaciones ahora”, dijo Mark Esper.

Cabe recordar que el pasado lunes, el presidente Donald Trump advirtió que recurriría al Ejército para frenar el vandalismo si los gobernadores de los estados, a quienes corresponde en este caso, no lo logran con sus propias fuerzas policiales y con el despliegue de la Guardia Nacional, un ejército de reservistas que dependen de ellos.

Mark Esper, quien fue nombrado por Trump como Jefe del Pentágono hace menos de un año, rechazó la advertencia del presidente:

Siempre he pensado que la Guardia Nacional es más adecuada para lidiar con cuestiones interiores”, subrayó.

En los últimos días, el presidente Trump ha emitido fuertes mensajes acerca de establecer la “ley y el orden” en este conflicto; sin embargo, en esta ocasión un elemento importante de su equipo rechazó públicamente una de sus propuestas: la de utilizar al Ejército para disipar las manifestaciones.

Ya llevamos una semana en esto más o menos. Y cuando miras a la escalada, han sido 72 horas, quizás unas 96. Pero creo que es importante hablar claro y compartir lo que vemos, de nuevo, como algo establecido: el racismo que existe en América y cómo lo vemos como algo establecido”, dijo.

En el contexto político de los Estados Unidos, para que un presidente pueda desplegar tropas, debería invocar la Ley de Insurrección, firmada por Thomas Jefferson en 1807 con el fin de evitar revueltas contra el gobierno de la nación.

Sin embargo, una provisión aprobada en 1957 daría a Trump una vía legal para poder movilizar tropas si los gobernadores no le obedecen, según citaba este martes The Washington Post: “Cuando un presidente considere que se producen obstrucciones ilegales […] o rebelión contra la autoridad de los Estados Unidos y se hace impracticable el cumplimiento de la ley, puede llamar al servicio federal de la milicia de cada Estado o de las fuerzas armadas si lo considera necesario para hacer cumplir esas leyes o para suprimir la rebelión”.

Con información de El País.