LLEGÓ A MÉXICO QUINTO EMBARQUE CON INSUMOS MÉDICOS DE EU

Foto Twitter (@r_velascoa)

Se trata de once ventiladores volumétricos destinados a hospitales del INSABI.

Toluca, Estado de México; 02 de junio de 2020.-

El vocero de la cancillería mexicana, Roberto Velasco, informó que la mañana de este martes aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Toluca el quinto embarque procedente de Estados Unidos con insumos médicos para hacer frente al Covid 19.

Procedente de Nevada, el vuelo de la empresa FedEX transportó once ventiladores volumétricos que usarán hospitales del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) para la atención de pacientes con Covid-19 en terapia intensiva.

El gobierno de México adquirió a la empresa Hamilton Medical 608 ventiladores de última generación para atender a los pacientes críticos de Covid-19. La compra se hizo con la intermediación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien intercedió para que la empresa fabricante atendiera el pedido de México, aun cuando hay una alta demanda de estos aparatos en todo el mundo debido a la pandemia.

Cabe recordar que el primer embarque con insumos llegó el pasado 5 de mayo y estaba compuesto por 211 ventiladores que fueron distribuidos a la Ciudad de México, el Estado de México, Baja California, Quintana Roo y Tabasco. El segundo arribó el 13 de mayo con 30 ventiladores que fueron entregados al INSABI. Mientras que el tercer envío, de este puente aéreo que se formó de Nevada a Toluca, llegó con 20 ventiladores y el jueves pasado arribó el cuarto cargamento con 50 más.

Con los 11 ventiladores que llegaron este martes ya son 322 los aparatos que ha enviado Hamilton Medical a México y se espera que en los próximos días y semanas continúen las entregas.

Según reportes, los ventiladores son de cuatro modelos: el T-1 Militar, que fue a pedido de la Secretaría de Marina, se adquirió a un precio de 21 mil dólares (cuando su costo el mercado es superior a 37 mil dólares); el T-1, adquirido a 19 mil dólares (su costo normal es superior a 25 mil); el C-1, que se compró en 16 mil dólares (habitualmente cuesta casi 19 mil), y el C-3, que tiene un costo de 25 mil 692 dólares, pero fue adquirido a 24 mil.

Con información de La Jornada.