FORMAS SENCILLAS DE CUIDAR Y AHORRAR EL AGUA

Foto: Pixabay

El 10 por ciento de la población mexicana no tiene acceso a agua potable, y entre 12.5 y 15 millones de personas sufren la falta total del recurso en nuestro país

Ciudad de México, 01 de junio de 2020.-

Según datos de la UNAM, en México, sólo el 52 por ciento de la población recibe agua diariamente y más del 35% del suministro de agua se desperdicia por fugas.

Además, el 10 por ciento de la población mexicana no tiene acceso a agua potable, y entre 12.5 y 15 millones de personas sufren la falta total del recurso en nuestro país; se calcula que diariamente se llegan a perder 22 mil 510 litros de agua por segundo.

La ONU estima que el temido Día Cero, el día en que el suministro libre de agua termina y el acceso al líquido comienza a ser racionado, podría llegar a la Ciudad de México en 2028.

Algunas recomendaciones para contribuir a evitar una catástrofe en nuestro país, y cuidar del líquido para maximizar su consumo son las siguientes:

• Mantén tu baño diario por debajo de los 5 minutos, ahorrarás hasta 3 mil 500 litros al mes.
• Capta agua al bañarte, para reutilizarla y vaciar la carga del excusado.
• Simplifica el uso de agua para limpieza de trastes, pisos, paredes, etc: Usa una cubeta para enjabonar y otra más para enjuagar.
• Coloca una capa de grava o piedras alrededor de tus plantas, para reducir la evaporación y ahorrar centenares de litros de agua al año.
• Si cambias el agua a tus animales domésticos, utilízala para regar las plantas.
• Riega solamente el césped cuando lo necesite. Camina por el césped y si dejas huellas, ha llegado la hora de regar de nuevo.
• Usa una escoba en lugar de una manguera para limpiar la acera o calle.
• Utiliza atomizadores o difusores: estos pequeños artilugios que se colocan en la salida del agua de los grifos permiten mezclar el agua con aire, así conseguirás una sensación de mayor chorro con una menor cantidad de líquido.

Es importante recordar, que de toda el agua que hay en nuestro planeta, el 2.5% es agua dulce, y sólo el 1% de esta, escurre por las cuencas hidrográficas en forma de arroyos y ríos y se depositan en lagos, lagunas y en otros cuerpos superficiales de agua y en acuíferos, y esta es agua que se repone regularmente a través del ciclo hidrológico, por lo que debemos cuidarla como un tesoro divino.

Con información de: Excélsior/ Jumapam