LA IMPORTANCIA DE REFORZAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO, EN TIEMPOS DE COVID-19

Foto: Piqsels

Fortalecer este sistema resulta crucial, ya que aún no hay vacunas ni tratamientos contra el COVID-19, que cuenten con el aval de la mayoría de la comunidad científica.

Toluca, Estado de México, 27 de mayo de 2020.-

En tiempos en los que el virus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad COVID-19, afecta a 200 países y naciones en todo el mundo y cambio el estilo de vida de muchas personas, es importante tener en cuenta que el sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus.

El sistema inmunitario es un conjunto complejo de células, tejidos, órganos y moléculas que llevan adelante funciones específicas, en una respuesta coordinada para neutralizar virus, bacterias, hongos y parásitos, antes de que sean fatales; en el caso de un virus, el proceso generalmente toma más tiempo que la velocidad con la que este tipo de microorganismo malicioso se multiplica e infecta a las células del cuerpo.

Reforzar este sistema de defensa resulta crucial, ya que aún no hay vacunas ni tratamientos contra el COVID-19, que cuenten con el aval de la mayoría de la comunidad científica.

Para un buen comienzo, debemos tomar en cuenta cuatro pilares para reforzar nuestro sistema inmunológico.

Hacer ejercicio con regularidad, es muy favorable, pues, cuando las personas se ejercitan, liberan hormonas que ayudan a regular el sistema inmunológico.

Reducir el estrés, es otro factor importante, pues este nos ayuda a adaptarnos a los cambios, pero cuando es excesivo y continuado, puede facilitar o predisponer la aparición de ciertas enfermedades, desde un resfriado, inflamaciones, alergias etc.

Tener una dieta equilibrada, ayuda a proporcionar energía para el correcto funcionamiento de las células de defensa, donde se incluya una buena hidratación, ingiriendo al menos 2 litros de agua diarios y establecer una dieta que planté un plato colorido: comer diez porciones de 80 gramos por día, siete de ellas con abundantes vegetales y tres con frutas, de diferentes colores. Incorporar zinc y selenio.

Dormir bien, es tan importante como comer bien y ejercitarse, una investigación de la Universidad Carnegie Mellon (EE.UU.) concluyó que las personas que duermen menos de siete horas al día son tres veces más propensas a resfriarse que las que duermen ocho horas o más. Todo esto ocurre porque durante el tiempo de sueño el sistema inmunitario aprovecha para regenerarse y así poder luchar con eficacia, contra las toxinas y los gérmenes.

Finalmente, evitar el alcohol y dejar hábitos nocivos para la salud como el cigarrillo, ayudarán a que si la persona contraiga COVID-19, la combata con un sistema de defensa más fortalecido.

Con información de: Infobae/Muy Interesante