TRABAJADORES ESENCIALES SON LOS MÁS AFECTADOS POR LA PANDEMIA EN EEUU

Foto: Public Domain Pictures

A pesar de considerárseles fundamentales, siguen estando entre los peores pagados, carecen de beneficios y prestaciones laborales y, con la pandemia, ni se les ofrece equipo básico de protección personal.

Nueva York, 20 de mayo de 2020.-

Todos los días, millones de trabajadores “esenciales”, muchos de los cuales provienen de las comunidades más afectadas por la pandemia y la crisis económica, están arriesgando sus vidas para rescatar a este país, a pesar de la ola de racismo y retórica antimigrante que proviene desde la Casa Blanca.

Lo más notable, más allá del heroísmo de los trabajadores de salud, es la revelación de que los más invisibles y marginados, que ahora son reconocidos como “esenciales”.

Entre los trabajadores que salen por necesidad día tras día, se encuentran, los que atienden a los mayores de edad en los asilos para la tercera edad, los trabajadores de almacenes, procesadores de alimentos, choferes, los que hacen entregas de alimento a casa, medicina y pedidos a supermercados, los de servicios en los edificios, así como, quienes se dedican a la limpieza de hogares.

A pesar de considerárseles fundamentales, siguen estando entre los peores pagados, carecen de beneficios y prestaciones laborales y, con la pandemia, ni se les ofrece equipo básico de protección personal. “Esenciales pero desechables”, repiten varios dirigentes de estas comunidades.

La pandemia revela cada vez más la grave fragilidad de algunos de los sectores más vulnerables de este país. La tasa de mortalidad por el Covid-19 de los afroestadunidenses es 2.4 veces mayor que la de los blancos, según una nueva investigación.

Mientras tanto, con el constante ataque antimigrante de la Casa Blanca junto con la retórica oficial declarando al Covid-19 como “el virus chino” y proclamando como enemigo a China, se reporta un incremento dramático en crímenes de odio contra inmigrantes en general, pero sobre todo ahora contra asiáticos. Médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud de origen asiático, están reportando un incremento en incidentes racistas.

Con información de: La Jornada