EXPERIMENTO DE LA NASA HACE QUE CIENTÍFICOS CREAN EN LA EXISTENCIA DE UN UNIVERSO PARALELO

(Foto:: NASA/SOFIA; NASA/JPL-Caltech)

Toluca, Estado de México; 20 de mayo de 2020.-

Un proyecto de la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) ha detectado lo que podría ser evidencia de un universo paralelo, donde el tiempo va hacia atrás, lo que vendría a arrojar un poco de luz en la teoría que Stephen Hawking defendió hasta sus últimos días: la existencia de múltiples universos similares entre ellos, nacidos desde el Big Bang.

Este señalamiento ha sido publicado por el medio especializado New Scientist, en relación a los hallazgos realizados por un equipo de científicos a cargo de la Antena Antártica de Impulso Transitivo (ANITA), un radiotelescopio que detecta neutrinos de rayos cósmicos de energía ultra-alta; esto desde un globo científico financiado por la NASA que vuela sobre el continente de la Antártida, del que forma parte Peter Gorham, profesor de física en la Universidad de Hawái, quien no forma parte de la agencia espacial.

Según informa la Universidad de Hawái, el grupo de expertos utilizó un globo gigante para transportar el dispositivo por encima de la Antártida, donde detectaron un constante “viento” de partículas de alta energía provenientes del espacio, mucho más poderosas que las que se generan en la Tierra. La anomalía que captó la atención de este grupo de científicos, fue la detección de partículas más pesadas, neutrinos tau, que “salen” de la Tierra, desde el hielo y a la velocidad de la luz, que se asemeja a una lluvia de rayos cósmicos a la inversa.

“Lo que vimos es algo que se parecía a un rayo cósmico, como se ve en el reflejo de la capa de hielo, pero no se reflejó. Era como si el rayo cósmico hubiera salido del hielo mismo. Algo muy extraño”, confesó Gorham, investigador principal de ANITA, quien asegura que el descubrimiento entra en una “tensión bastante fuerte” con el modelo estándar, pudiendo ser el descubrimiento de “algún nuevo tipo de física”.

El hallazgo de ese grupo de investigadores, realizado en 2016 y publicado en papel por primera vez en 2018, ha provocado decenas de teorías que expliquen el fenómeno que ha desconcertado a los científicos y que, según el reporte expertos para New Scientist, una explicación a este fenómeno puede deberse a la existencia de un universo paralelo que funcione al revés que el nuestro, basándose en que los neutrinos solo pueden ir en una dirección -desde el espacio hacia nuestro planeta-. Esta hipótesis ha sido respaldada por varios investigadores del Instituto Perimeter de Canadá, quienes ya publicaron la posibilidad de que el Big Bang creara, además del nuestro, un “antiuniverso”.

Peter Gorham por su parte, llegó a dar su propia hipótesis en el medio citado, señalando que la observación de neutrinos saliendo de la Tierra en dirección al espacio se deba a que esos neutrinos podrían haber atravesado todo el planeta, de norte a sur, pasando por el centro y por este motivo ANITA los habría detectado saliendo del suelo antártico; esto, a pesar de que los neutrinos no tienen la capacidad de atravesar la materia, por lo que es posible que -al llegar al planeta- se hayan transformado en otras partículas llamadas tau lepton y que, tras atravesar la Tierra, se hayan reconvertido de nuevo en neutrinos.

Por su parte la NASA no se ha pronunciado sobre esta posibilidad de momento y es que esta no se trata de una teoría de la Agencia Espacial Norteamericana, sino de una de las posibles interpretaciones a este extraño fenómeno.

*Con información de: 20minutos.es |Sport.es | Lasexta.com