PROFEPA SUPERVISA DISPOSICIÓN DE 3.5 TONELADAS DE RESIDUOS HOSPITALARIOS

Foto:@ladehoyq

La Profepa interpuso denuncia penal contra quienes resulten responsables del abandono de los desechos biológicos.

Ciudad de México, 18 de mayo de 2020. Con el propósito de seguir contribuyendo a mejorar el medio ambiente y en apoyo a otras instituciones, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) supervisó la recolección, transporte y adecuada disposición final de 3.5 toneladas de residuos peligrosos biológico-infecciosos (RPBI) abandonados en los parajes de Las Cebadillas y El Cabro, en el municipio de Nicolás Romero, Estado de México.

Derivado del seguimiento a la denuncia que recibió la Procuraduría Ambiental del Estado de México (Propaem) el 14 de abril pasado por RPBI abandonados en esa demarcación, desconociendo su procedencia, la Profepa solicitó al Ayuntamiento llevar a cabo las medidas para prevenir impacto a la salud de la población de la zona, y con oportunidad realizar la recolección, transporte y disposición final de los mismos en una empresa autorizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La dependencia presentó una denuncia penal ante la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra el Ambiente y Previstos en Leyes Especiales (UEIDAPLE) de la Fiscalía General de la República (FGR).

Realizadas las diligencias de la Fiscalía General de la República, durante el periodo del 4 al 11 de mayo se supervisó el retiro y disposición adecuada de las 3.5 toneladas de RPBI a través de empresas autorizadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Por ello la Profepa al concluir la contingencia por la COVID-19, iniciará procedimientos administrativos a los responsables identificados por el abandono de los residuos hospitalarios.

Ante ello, la Procuraduría emitió un documento para los generadores de RPBI y a las empresas prestadoras de servicios de transporte, acopio, tratamiento y disposición final de dichos residuos, el cual se encuentra en su página oficial.

Foto:@elpaisbo

Se informa a todos los involucrados en la disposición adecuada de los residuos peligrosos biológicosinfecciosos (RPBI) que deberán dar estricto cumplimiento a sus autorizaciones y a las disposiciones legales aplicables establecidas para el manejo integral de los residuos peligrosos biológico infecciosos que generen, transporten, acopien, den tratamiento o dispongan finalmente, aún durante el periodo que dure la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2 (COVID-19), así como llevar a cabo el cumplimiento de las acciones y medidas establecidas por las autoridades sanitarias del país”, señala la disposición.

Con información de: Notimex