BUSCAN EXPLICAR COSMOVISIÓN EN TEOTIHUACAN, SIN DOCUMENTOS NI CÓDICES

Foto: Flickr

Las excavaciones terminaron en 2004, sin embargo, actualmente siguen en proceso algunos materiales hallados en la Pirámide de la Luna.

Estado de México; 15 de mayo de 2020.-

A falta de documentos y códices, el arqueólogo Leonardo López Lujan, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), explicó la concepción que se tuvo en Teotihuacán sobre el tiempo y el espacio, esto a partir de las esculturas, cerámicas, pinturas, arquitectura, urbanismos y ofrendas encontradas en la Pirámide de la Luna.

El proyecto Pirámide de la Luna, inició en 1998, y las excavaciones terminaron en 2004; sin embargo, el arqueólogo dijo que actualmente siguen en proceso algunos materiales hallados en el sitio, que se someten a la interpretación, ya que no se cuenta con fuentes que confirmen o no, algunas hipótesis que se han planteado.

A diferencia de otros pueblos, en Teotihuacán no hubo un registro de sus pensamientos en documentos escritos o pictografías, que son los códices.
El arqueólogo participó en las excavaciones en la Pirámide de la Luna, y a partir de los hallazgos, dijo que la iconografía plasmada en la cerámica, escultura y la pintura son elementos de la cultura material que informa sobre la concepción del tiempo y espacio que se tuvo en Teotihuacán.

En los depósitos rituales, se encontraron restos humanos de hombres, de animales de águila real, lobo mexicano y puma, así como jadeíta, obsidiana, serpentina y pedernal, hallazgos que ayudan a la interpretación de la cosmovisión de Teotihuacán, así como su arquitectura y su urbanismo.

Los esqueletos humanos hablan de la práctica sacrificial. Los entierros de Teotihuacán al igual que los de Tenochtitlan pudieran ser cosmogramas, modelos del Universo”, propuso Leonardo López Lujan.

Con información de: El Universal