El CONFINAMIENTO PUEDE AFECTAR LA CALIDAD DEL SUEÑO

Foto: Flickr

cuarentena los trastornos del sueño, como pesadillas, sonambulismo o rechinar los dientes, aumentan de forma considerable.

Ciudad de México, 14 de mayo 2020.-

El psicólogo e investigador de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM, Ulises Jiménez Correa, explicó que el confinamiento afecta el ritmo biológico conocido como ciclo sueño-vigilia. Ciclo que está determinado, en gran medida, por las actividades que se realizan durante el día; rutinas de ejercicio y horarios de comida son determinantes en las características del sueño.

En este sentido, el especialista enfatizó que en la cuarentena las personas no siempre cumplen un horario habitual, por lo que sus horarios de consumo de alimentos (desayuno, comida y cena) se modifican o se ven afectados; aunado a que no se practican rutinas de ejercicio y se suspenden las actividades psicosociales.

En este momento, hay un desorden en términos de ritmos biológicos que ni se ha notado el cambio de horario, ya no sabemos si es jueves o sábado o si hay que levantarse temprano”.

Durante el confinamiento los trastornos del sueño, como las pesadillas o las alteraciones relacionadas con la ansiedad, rechinar los dientes, caminar dormido (sonambulismo), aumentan de forma considerable.

Foto: Piqsels

Ante esta situación, los especialistas sugieren algunas recomendaciones para lograr un descanso y sueño óptimo:

-Mantener horarios estables para dormir, como si fuera tu rutina diaria. Si duermes una siesta que no pase los 20 minutos, y que sea al menos cinco o seis horas antes de ir a la cama.
-Realizar una rutina de ejercicios de al menos 30 min, ya sea por la mañana o la tarde.
-Tener horarios para consumir alimentos.
-Evitar el consumo de información relacionado con la pandemia antes de dormir o en una interrupción del sueño por la madrugada.
-No descuidar el contacto social con los medios disponibles y expresar nuestros sentimientos por la gente que queremos.

Cabe resaltar que actualmente, el académico universitario investiga los hábitos del sueño durante la emergencia sanitaria del Covid-19.

Con información de: Cultura Colectiva