NO ES BROMA: LAS VIDEOLLAMADAS PUEDEN CAUSAR ANSIEDAD

Foto de: Xakata

Se estima que la mayoría de las personas que se encuentran en cuarentena, al menos una vez han usado plataformas para hacer “videollamadas”.

Debido a la epidemia por el Covid-19, muchos países declararon cuarentena en sus territorios, lo que ha provocado que las personas tengan que recurrir a la tecnología para poder acercarse a sus seres queridos, colegas del trabajo y conocidos. Ya no solo estamos hablando del uso de mensajería instantánea, sino más bien de las “videollamadas”.

Plataformas como Skype, Zoom, Google Meet, entre otras, hacen posible está acción que se ha convertido en algo de nuestra vida cotidiana para. Sin embargo, el aumento en el uso de estas herramientas tecnológicas, según han declarado expertos, alertan sobre el aumento de los episodios de angustia y ansiedad, ya que se estima, se puede pasar hasta 7 horas o más en esta actividad.

Se estima que la mayoría de las personas que se encuentran en cuarentena por lo menos una vez han usado estas plataformas para hacer “videollamadas” en las últimas semanas, lo cual tampoco es muy bueno para la salud.

La psicóloga Silvia García Graullera, del Centro Psicia en España, argumenta que estamos en un momento de estrés digital, ya que, estamos obligados a responder inmediatamente mensajes, llamadas o videoconferencias, lo que está provocando “ansiedad” al no poder desconectarnos un momento.

De igual manera, expertos señalan que está ansiedad crea problemas emocionales, lo que se suma al cansancio tecnocerebral por estar todo el día frente a una pantalla, lo que puede causar irritabilidad, dolores de cabeza e insomnio.

Si bien, no podemos alejarnos de estas herramientas, pero podemos disminuir el uso de ellas, fijando horarios de desconexión y utilizando ese tiempo para otras actividades personales como leer, hacer ejercicio o cocinar. También hay que entender que el que estemos en casa no significa que tengamos que estar todo el día conectados, ya que es importante dedicar tiempo para nosotros y no sentir culpa por ello.

Con información de: sumédico.com