EL IPN Y EL ITESM CREAN VENTILADOR PULMONAR DE BAJO COSTO

Un equipo de investigación multidisciplinario del IPN y del ITESM creó un Ventilador Pulmonar Mecánico para a poyar a personas con COVID-19.

Toluca, Estado de México; 22 de abril de 2020.- Un equipo de investigación multidisciplinario del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) creó un Ventilador Pulmonar Mecánico para apoyar a las personas que sufren deficiencia respiratoria por el coronavirus.

El ventilador fue creado con componentes económicos, de fácil acceso y de origen nacional, su manual de fabricación será liberado a través de internet, para que pueda reproducirse de forma fácil y rápida en todo el país, informó el IPN.

Ante la creciente demanda de ventiladores pulmonares por la emergencia sanitaria, el profesor del IPN, adscrito a la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología, Jorge Isaac Chairez Oria, convocó a diversos especialistas de los centros de Investigación en Computación, de Innovación y Desarrollo Tecnológico en Cómputo, y de Estudios Avanzados, todos del Politécnico.

Además, invitó a investigadores del Tecnológico de Monterrey para desarrollar este dispositivo, que es más económico que los del mercado y representa una alternativa viable para apoyar a las personas que presentan deficiencia ventilatoria en vía aérea.

El especialista resaltó que alrededor de 35 expertos realizaron diversas sesiones de trabajo vía remota y, de manera presencial, para lograr la creación de esta máquina.

El Ventilador Pulmonar Mecánico es un dispositivo que utiliza una bolsa de resucitación, que se emplea para dar apoyo de emergencia a pacientes que requieren los protocolos de Reanimación Cardio-Pulmonar (RPC).

Actualmente se realizan pruebas preclínicas para que sea válido por las autoridades de la Secretaría de Salud y la comisión reguladora encargada de verificar todos los dispositivos médicos nacionales e importados, a fin de liberar el dispositivo lo más pronto posible. Los investigadores cuentan con seis unidades de ventiladores, de los cuales tres ya fueron sometidos a pruebas preclínicas con un simulador de paciente.

Con información de: Animal Político