DISTANCIAMIENTO SOCIAL PODRÍA SER NECESARIO HASTA EL 2022

Nueva York, Estados Unidos; 22 de abril de 2020.-

Un nuevo estudio sobre la dinámica de transmisión del virus COVID-19 (también conocido como coronavirus), así como el modelo de futuras estrategias para evitar un repunte de la pandemia, apunta a que el efectivo control de la enfermedad hasta el 2025 dependerá de la duración de la inmunidad de cada persona, de la que los científicos saben poco hasta ahora, por lo que encontraron que la posibilidad de repetir medidas de distanciamiento social, para manejar las hospitalizaciones y muertes por COVID-19, deberá mantenerse al menos hasta el 2022.

Publicado esta semana en la revista Science, los investigadores estiman que, sin tratamientos farmacéuticos efectivos disponibles, las intervenciones seguirán centrándose en el rastreo de contactos, y el confinamiento, donde la intensidad, duración y urgencia requeridas de estas respuestas dependerán tanto de la forma en que se desarrolle esta primera ola como de la propagación posterior del virus.

“En ausencia de otros tipos de tratamientos parecen necesarios los períodos de distanciamiento social intermitentes, así como el mantener los casos dentro de los límites de la capacidad de cuidados intensivos”, explicó en rueda de prensa Stephen M. Kissler, uno de los especialistas que dirigió la investigación.

Con esto, y basándose en proyecciones de posibles escenarios de propagación del virus, el trabajo sugiere que, si bien el distanciamiento social puede suprimir muchos casos críticos, la infección resurgirá una vez que se levanten estas medidas dentro de los hospitales.

Finalmente, los expertos en salud pública consideran cada vez más improbable que el SARS-CoV-2 siga a su primo más cercano, el SARS-CoV-1, que fue erradicado después de causar una breve pandemia que duró desde 2002 hasta 2003. En cambio, la transmisión podría asemejarse a la de la gripe pandémica y circular por temporadas.

*Con información de: News.culturacolectiva.com