‘NO LE TENGO MIEDO AL COVID-19, SINO A DEJAR DE TRABAJAR’

Foto:@Canal10durango

Arturo, de 28 años y recolector de basura, afirmó que el coronavirus ha afectado su trabajo, ya que sus mejores clientes son los negocios de comida y los locales que se encuentran en las colonias.

Ciudad de México, 08 de abril de 2020.-Un joven de nombre Arturo es recolector de basura, tiene 28 años de edad y lleva 14 desempeñando esta labor. Durante una entrevista asegura que él no le tiene miedo al coronavirus Covid-19 sino más bien a dejar de trabajar.

Señaló, que el Covid-19 también ha afectado este rubro debido a que, de acuerdo con el joven, sus mejores clientes son los negocios de comida y los locales que se encuentran en las colonias, y aunque recolecta basura en más de 500 casas por día sus ingresos se han visto disminuidos 50 por ciento.

Al preguntarle a Arturo sobre si en su recorrido visita algún hospital, reveló que una fuente de ingresos que se le cerró fue la de ir a recolectar escombro en el nuevo hospital infantil.

Es difícil esta situación debido a que necesito el dinero para mis gastos y para dar de comer a mi familia que son mi esposa y mi hija pequeña de tres años, además le doy dinero a mi papá que nos acompaña todos los días a recolectar basura”, mencionó con el rostro preocupado”.

Manifestó que le ha sido difícil obtener dinero para la renta semanal de su camión la cual es de tres mil pesos y añadió que se siente comprometido con los dos ayudantes que tiene, ya que al igual que él necesitan llevar dinero a casa.

Arturo y sus otros dos acompañantes, su papá Juan y un menor de edad apodado “Cama” empiezan sus labores a las 06:00 horas y terminan a las 18:00 horas.

Su acompañante “Cama”, es un chico de 12 años de edad que al no adaptarse al sistema educativo decidió buscar un trabajo ya que su mamá no lo quería en su casa sin hacer nada.

Foto:@isa_gonzalez

Respecto a las medidas de higiene que se deben seguir durante esta contingencia, Arturo señala que para ellos no son “tan necesarias”.

Nosotros contamos con suficientes defensas, pues tenemos muchos años trabajando con basura. Solo intentamos seguir algunas indicaciones que han señalado las autoridades, como no tocarnos la cara y cubrirnos bien cuando estornudamos”, dijo por último.

Con Información de: Excélsior