EL ADIÓS DE SODA STEREO CON SU GIRA “GRACIAS TOTALES”

¿Cómo compensas la falta de alguien tan importante como Gustavo Cerati en un concierto? Zeta Bosio y Charly Alberti, pensaron que la respuesta sería con músicos invitados, tecnología, pantallas gigantes e imágenes que servirían más para un documental que para un homenaje, obviamente todo complementado con la nostalgia que para los fanáticos significa poder cantar de nueva cuenta los grandes éxitos de Soda Stereo.

La noche del 12 de marzo de 2020, la Ciudad de México, recibió la gira homenaje y despedida “Gracias Totales”, que el baterista y el bajista de Soda Stereo, decidieron emprender 13 años después de la reunión “Me verás volver” y tras 6 años del fallecimiento de Gustavo Cerati. Ante un Foro Sol, que al inicio del concierto lucía a medio llenar, en punto de las 9 de la noche, se apagaron las luces y las pantallas empezaron a proyectar imágenes de las diversas etapas que la banda tuvo a lo largo de su historia, siendo precisamente Gustavo, quien más veces apareció en ellas.

Tras 2 minutos, los acordes de Sobredosis de TV, hicieron que el público enloqueciera y la voz de Cerati volvió a sonar para dar inicio al repaso de grandes clásicos de la banda argentina. Para la segunda canción, Zeta lanzó la bienvenida con un grito de “Buenas noches, México” y empezaron a desfilar los invitados especiales, siendo el primero Richard Coleman (antiguo colaborador de la banda), con el tema Hombre al agua. Y a partir de ese momento, la formula se repetiría con un invitado por canción y entre cada una la proyección de imágenes donde se podía ver a los 3 argentinos disfrutando de las giras, las grabaciones y los viajes que hicieron a lo largo de más de 15 años de carrera.  

Vendrían entonces: León Larregui, Álvaro Henríquez, Rubén Albarrán, Andrea Echeverri, Adrián Dárgelos, Gustavo Santaolalla y otros tantos que acompañaron a la banda sobre el escenario. Mientras que, en las pantallas, también se presentaron invitados como Julieta Venegas, Juanes, Chris Martin y Draco Rosa, por mencionar solo algunos. Al final, fueron 19 canciones en casi dos horas de duración del “Gracias Totales, Soda Stereo”, donde también destacó la participación de la segunda generación de músicos con Benito Cerati y Simón Bosio, hijos de Gustavo y Zeta respectivamente.

El público mexicano, fiel como siempre, no dejó de corear las canciones y entonar el clásico “olé, olé, olé, soda, soda, soda”, aunque poco a poco se fue diluyendo el entusiasmo ante la falta de mensajes e interacción de la banda y sus invitados. A fin de cuentas, todo parece indicar que, ahora sí, esta fue la despedida definitiva de Soda Stereo sobre los escenarios.