COMENZÓ HACE TRES SEMANAS EL DESABASTO DE CUBREBOCAS

Foto:@SinEmbargoMX

CDMX y Edoméx registran compras de millones de piezas, sobre para exportarlas a China.

Ciudad de México, 29 de febrero de 2020.- Desde el día de ayer en que se dieron a conocer los dos primeros casos de coronavirus uno en la ciudad de México y el otro en Sonora, se hizo evidente en las farmacias el desabasto de cubrebocas, sin embargo, este ya había comenzado entre los distribuidores al mayores desde hace tres semanas atrás.

Los comercializadores asentados tanto en la capital de país como en el Estado de México comentaron que se agotó el producto tras las compras masivas de millones de piezas, sobre todo para exportarlas a China.

Foto:@EL_Universal_MX

Durante su testimonio, señalaron que la emergencia del país asiático ocasionó un desabasto que intentaron cubrir con la importación de los materiales mexicanos.

Lo que se está pidiendo es para cubrir las necesidades de China, pero se están llevando todo. Hay gente que me dice que es para exportar a China.

Y mucha gente que está pidiendo millones de cubrebocas, que no está en el mercado, gente que no conocemos, son personas físicas que quieren comprar 10 millones de pesos en cubrebocas o 100 millones”, platicó el QFB León Miguel Alcocer, gerente de Distribuciones Lemerck.

Por su parte Iván Santillán señaló que la comercializadora Industrias Navisa, coincidió en que el principal proveedor de estos productos es China.
“Desafortunadamente, y ahorita China está inhabilitado, hay pocos productores aquí en México, los cuales están también saturados con toda su producción. Todo el cubrebocas que había en México se fue para allá”, dijo.

Santillán detalló que antes vendían “un promedio de 10 mil, 20 mil cubrebocas al mes, pero no las cantidades de millones que están solicitando en este momento”.

Foto:@elBrionnes

Agregó que debido a las compras de pánico y la alta demanda no habrá suficientes para el mercado interno ni para el externo, pues los fabricantes no están acostumbrados a producir en esas cantidades.

Previó que comenzarán a escasear artículos relacionados con la prevención y la detección de síntomas. “Se ha dado un fenómeno muy especial, porque también me han pedido termómetros para mandarlos a China”, comentó.

Santillán resaltó que los costos también se elevaron, pues “la pieza estaba en 50 centavos y ahora en tres pesos”.

Con información de: Milenio