NACE EL PRIMER BEBÉ DE UN ÓVULO INMADURO DE MUJER A LA QUE EL CÁNCER DEJÓ ESTÉRIL

Foto:@aserrinas

El bebé se llama Jules y tanto él como la madre están en perfectas condiciones.

Ciudad de México, 22 de febrero de 2020.- Un grupo de médicos franceses lograron que naciera el primer bebé de una paciente a la que el tratamiento de quimioterapias había dejado estéril utilizando un óvulo inmaduro al que lograron fertilizar.

Así lo dio conocer el hospital Francés Antoine Béclére de Clamart, quien dijo a conocer que la técnica empleada es pionera, pues ha logrado el nacimiento del primer bebé, tras madurar en un laboratorio, donde se congelo y fertilizó cinco años después logrando de manera invitró desarrollarse.

Foto:NTelevisa_com

La madre, de 34 años de edad quien presentaba cáncer de mama, tuvo que recibir quimioterapias cinco años atrás, tratamiento que elimino en su totalidad este virus, sin embargo, resultado de estas, le produjeron infertilidad.

Los médicos dieron que, estudiando el contexto de la preservación de la fertilidad, el hospital Antoine Béclére de Clanart, puntualizó que con este descubrimiento permitirá tener una esperanza para aquellas mujeres que se ven afectadas en su fertilidad tras someterse a tratamientos que les impiden tener embarazos.

Seis óvulos sobrevivieron al proceso de descongelación y fueron fertilizados usando la inyección intracitoplasmática de espermatozoides, que funcionó en cinco óvulos. Los médicos transfirieron el embrión al útero de la paciente que quedo embarazada y nueve meses después dio a luz a un bebé sano de nombre Jules.

Foto:@Cablenoticias

La mujer se decidió a llevar a cabo este procedimiento experimental pues la estimulación ovárica y las hormonas que se emplean la ponían en riesgo de una recaída.

“Somos conscientes de que los óvulos madurados en el laboratorio son de menor calidad en comparación con los obtenidos después de la estimulación ovárica. Sin embargo, nuestro éxito con Jules muestra que esta técnica debería considerarse una opción viable para la preservación de la fertilidad femenina, idealmente combinada con la criopreservación del tejido ovárico”, concluyó el autor del estudio, el profesor Michaël Grynberg, jefe del departamento de Medicina Reproductiva y Preservación de la Fertilidad en el Hospital Universitario Antoine Béclère, en Francia.

Tras este éxito, la técnica de maduración in vitro de ovocitos se dibuja como una primicia mundial para preservar las capacidades reproductivas de las personas cuya fertilidad puede entrar en riesgo debido a los tratamientos contra el cáncer.

Con información de: Milenio