SOBREVIVE LA BABOSA ROSA FLUORESCENTE A LOS INCENDIOS FORESTALES DE AUSTRALIA

Foto:@20m

Científicos observaron a esta especie única en el mundo, pero temen por su futuro hábitat el cual quedó destruido por los incendios.

Ciudad de México, 10 de febrero de 2020.- Como sabemos Australia ha vivido desde septiembre del año pasado intensos incendios que destruyeron 8.4 millones de hectáreas del país, por lo que ambientalistas creyeron que la enigmática babosa rosa flourecente del Monte Kapatur se había erradicado por completo, sin embargo sobrevivió a este infierno.

Ambientalistas australianos, refirieron que alrededor de 60 babosas de color rosa flourecente, la cual puede llegar a medir hasta 15 centímetros de largo como la palma de la mano, fueron vistas por el guardabosques del parque Nacional y Vidas silvestre tras un reciente incendio en el Monte Kaputar.

Foto:@Foto_TV

En total las autoridades de Australia, estiman que murieron 1.25 mil millones de animales, donde algunas de las especies importantes de este país, sobrevivieron al fuego, como es el caso de la babosa color rosa flourecente, que se haya en la cima del Monte Kaputar, ubicado al noroeste de Nueva Gales del Sur.

Kaputar, es el hábitat de aproximadamente 20 especies de babosas y caracoles, que son muy rara y muy poco de encontrar en ninguna otra parte del mundo, salvo en las cercanías de este volcán extinto. A causa de la destrucción, la zona fue declarada una comunidad ecológica en peligro.

La más popular de estas especies es la babosa rosa, y si bien los incendios no la erradicaron en su totalidad, ambientalistas temen que el 90 por ciento de la población murió a causa de las llamas.

A pesar de que buena parte de las fuentes de alimentación de la babosa resultaron afectadas por el fuego (como hongos, musgos y moho) la población de la babosa podrá recuperarse en un plazo de cinco años.

El peculiar invertebrado de color rosa fluorescente pertenece a la especie Triboniophorus graeffei, el cual tiene un color llamativo que le ayuda ahuyentar a sus depredadores. Asimismo son un tipo de molusco gastererópodos, lo que lo hace diferente a los caracoles que no tienen concha, o si la llega a tener es pequeña e interna.

Foto:@wwfespana

Frank Köhler, malacólogo del Museo Australiano Sydney, dijo que la mayor amenaza de la babosa rosa, y de toda las demás especies endémicas, son los efectos del cambio climático.

No es probable que puedan adaptarse a un clima que cambie tan rápido. Es más probable que se extingan. […] Un calentamiento de solo 2 grados sería suficiente para acabar con toda la comunidad [ecológica].”

Ante los incendios que sufrió el Monte Kaputar, la comunidad científica está preocupada por el futuro de las babosas de color rosa fluorescente, ya que sin humedad esta especie no produce moco, por lo que no puede desplazarse. Por eso, durante las épocas de sequía se refugian en la corteza de los árboles o en las grietas de las rocas.

Por último, el gobierno australiano ha presentado distintas iniciativas para salvar a las especies que sobrevivieron a los incendios forestales.

Con información de: NTelevisa.News