MUERE MAX, EL PERRITO QUE VENDÍA CUPCAKES

La dueña del canino agradeció a las personas que estuvieron al pendiente de la salud de “Max”.

Hermosillo, Sonora; 03 de febrero de 2020.- Max, un perrito husky siberiano que vendía cupcakes para pagar estudios médicos y tratamiento en el kisoco de una plaza de Hermosillo, Sonora, perdió la vida el pasado 2 de febrero.

Su dueña agradeció a través de un mensaje a todas las personas que estuvieron al pendiente de la salud del canino que fue desechado de un criadero de especies animales porque tenía “bolas” en su cuerpo y requería atención especializada.

El tratamiento salía muy costoso a la joven de 24 años de edad, por lo que decidió apoyarse de Facebook para pedir apoyo.

Soy Max me desecharon de un criadero de perros porque estoy enfermo, tengo todos los ganglios de mi cuerpo inflamados (cuello, manos, patas, estómago, cabeza, todo) el más grande está en el cuello necesito que me realicen una biopsia para ver qué tengo, tiene un costo de mil 300 pesos aproximadamente”, publicó la joven el pasado 16 de enero.

Me ubico en la colonia Palo Verde para las personas que quieran hacer sus pedidos de cupcakes o mini donitas, queso crema, azúcar glass, chantillí”, promovió.

Sin embargo, el pasado domingo la dueña del perrito informó que “Max” había fallecido a las 5:00 de la mañana.

Amigos, lamentablemente Max falleció esta mañana, le realizarán una necropsia para determinar la causa del fallecimiento y posteriormente lo llevaremos a un crematorio de mascotas”, escribió.

Max entró a su cuarto, algo que él no hacía, y durmió a un lado de su cama. Cuando la chica despertó él ya había fallecido.

Con información de: EL UNIVERSAL