ABRIRÁN EN CDMX EL PRIMER MUSEO DEL AJOLOTE

Foto:@LaJornadaMaya

El cual tiene como propósito de difundir la importancia del ajolote en nuestro ecosistema.

Ciudad de México, 20 de enero de 2020.- Aunque su nombre en náhuatl, axolotl, que significa “mostro de agua”, el ajolote es, para muchos más querido y admirado que una estrella pop.

El ajolote es una especie endémica de la Cuenca del Valle de México, que debido a varios factores de riesgo como la urbanización, contaminación y la inserción de especies a su hábitat, hoy se encuentra en peligro de extinción.

Foto:@ChilangoCom

Situación que está a punto de cambiar gracias a la inauguración del Primer Museo del Ajolote en la ciudad.
De acuerdo con el proyecto denominado Axolotitlán, el cual tiene como propósito de difundir la importancia del ajolote en nuestro ecosistema, así como sus cuidado e historia, que gracias a la contribución de personas este proyecto se hizo realidad.

El museo, contará con un área de cuidado, donde los ejemplares desde su reproducción, atención médica, la puedan recibir por parte de personal previamente capacitado en atención a esta especie animal.

A lo largo de los años estos anfibios endémicos de México (“Ambystoma mexicanus”) fueron ignorados, pero al darse a conocer que están en grave peligro de extinción, debido al deterioro de su hábitat natural: el Lago de Xochimilco y sus alrededores, acapararon los reflectores, especialmente debido por su divertida y simpática apariencia que se expresa en esa ‘sonrisa’ permanente.

Foto:@f_solorzano

Ahí donde lo ves, tan tierno, vulnerable y pequeño, el nombre del ajolote mexicano proviene de una dramática leyenda. El nombre de ‘Ajolote’ proviene del náhuatl y significa “monstruo de agua”.

Asimismo, el museo contara con un área de talleres para desarrollar actividades educativas, áreas de usos múltiples, para exposiciones, proyecciones de cine, así como eventos lúdicos.

Por último, en el próximo Museo del Ajolote, habrá una cafetería, restaurante y todos los insumos serán de productores locales, el hogar originario de los ajolotes. Tampoco podía faltar la tienda de souvenirs y el Jardín del Axólotl. Además, habrá una taquilla para la venta de boletos los cuales aún no sabemos el precio que tendrán.

Con Información de: Chilango.com