HALLAN PLATAFORMA DOMÉSTICA PREHISPÁNICA EN AZCAPOTZALCO

Foto: @AztecaNoticias

La estructura y otros elementos arquitectónicos registrados formaron parte de un barrio residencial mayor dentro de los límites de Mexicapan.

Ciudad de México, 13 de enero de 2020. – Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encontraron una plataforma doméstica prehispánica de 6 por 8 metros, debajo de los cimientos del Paseo de las Hormigas, ubicado en el centro de la alcaldía Azcapotzalco.

Nancy Domínguez, investigadora de la Dirección de Salvamento Arqueológico (DSA) del INAH, señaló que los cimientos de esta casa representan una de las plataformas prehispánicas más grandes localizadas hasta ahora en esta demarcación de la Ciudad de México.

Cabe mencionar que, la estructura y otros elementos arquitectónicos registrados formaron parte de un barrio residencial mayor dentro de los límites de Mexicapan. La correspondencia a esta parcialidad mexica se conoce por su localización al oriente del centro ceremonial de Azcapotzalco, donde se piensa fue construida la parroquia de San Felipe y Santiago el Menor durante la Colonia.

Esta plataforma fue localizada debajo del Paseo de las Hormigas, donde actualmente se lleva a cabo un proyecto de infraestructura urbana que prevé la reubicación de puestos comerciales. Debido al potencial arqueológico del lugar, desde finales de octubre de 2019, un equipo de la DSA acompaña a la cuadrilla de la Dirección General de Obras de ña alcaldía, que realiza trabajos para instalar una velaría.

Hasta el momento se han registrado dos etapas de edificación de la plataforma. La primera data del Posclásico Tardío (1350-1519 d.C.) y y está formada por un núcleo de cantos robados recubiertos con piedra laja y estuco, además de preservar pisos con enlucido. La segunda, otro núcleo de piedras lajas unidas por cimientos por cementantes, así como el desplante de una escalera; aún faltan los resultados del análisis de materiales para determinar su temporalidad.

El INAH informó que una vez que se registren las estructuras prehispánicas y elementos asociados, los muros de estos serán consolidados para evitar cualquier deterioro a largo plazo y serán recubiertos con un geotextil, sobre el cual dispondrán un apisonado de tierra y capas de tepetate.

*Con información de: El Universal